Post actualizado en julio 2017

Plan para Visitar Edimburgo en 1 día

ver hacer edimburgo

Edimburgo es la capital de Escocia. La ciudad no llega a los 500.000 habitantes y apenas mide 117km. Visitarla en un solo día no es un plan muy descabellado que digamos.

La capital escocesa fue fundada en 1125 nada menos, y por tamaño es más pequeña que Glasgow. Vamos a dar un paseo por esas calles de casi 900 años de historia, a ver qué podemos ver.

Para empezar, hay que dividir la ciudad en dos: la Old Town (o Ciudad Vieja) y la New Town (Ciudad Nueva). Es una parte fundamental para visitar, ha mantenido la estructura que tenía en la Edad Media y durante la Reforma protestante.

Cómo llegar a Edimburgo

Edimburgo está situada a casi 670km al norte de Londres.

Ver ubicación en Google Maps
Haymarket Station
Haymarket Station

Si estás en España, hay varios aeropuertos con vuelos directos a la ciudad. El Edinburgh Airport se encuentra a 13 kilómetros del centro y para llegar dispones de varios medios: autobús, tranvía, taxi…

Si estás en Londres puedes llegar en autobús, tren, avión… La más rápida es el avión y puedes encontrar vuelos domésticos bastante asequibles. Puede que las otras opciones te resulten más baratas si es un viaje planificado a última hora, pero debes tener en cuenta que puedes tardar entre 4 y 8 horas dependiendo del transporte que finalmente elijas, pues hay más de 650 kilómetros de distancia entre ambas ciudades. Aquí te dejamos un post en el que te explicamos cómo ir de Londres a Edimburgo.

Itinerario para ver Edimburgo en 1 día

En este itinerario vamos a destacar las cosas más importantes que deberíais ver sí o sí en vuestra visita a la capital escocesa, pero tenéis que tener en cuenta que por los alrededores también hay mucha cosa y que nos saltaremos los museos que es lo que más tiempo suele quitar.

Lo mejor es empezar por arriba e ir bajando la llamada Royal Mile, una calzada que une el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyrood House. Lo que mide esta avenida, 1’8km, es lo que se llama una milla escocesa. Una calle con historia propia. Así pues, empezaríamos la visita en Princess Street Garden.

Edinburgh Castle
Edinburgh Castle

En este parque se encuentra uno de los principales atractivos de la ciudad y el icono de la Old Town, el Castillo de Edimburgo. Dentro del mismo recinto se encuentran el National War Museum, el Museum of the Royal Regiment for Scotland, The Royal Scots Dragoon Guards Regiment Museum, The Royal Palace y St. Margaret’s Chapel. También una explanada donde se puede vivir la experiencia de The Tattoo si tus fechas coinciden con la celebración.

Mientras caminas por el parque para salir de él, podrás ver varias estatuas repartidas, sobre todo por el borde paralelo a Princess Street. Si bajamos por The Mound nos encontraremos con los edificios de The Royal Scottish Academy y la National Gallery of Scotland y, seguidamente nos adentraremos de pleno en la Old Town, que es un monumento en sí misma. Si lo prefieres, puedes bajar por el lado contrario del parque y ver las estatuas a la vuelta.

Aquí te recomendamos que vayas andando y te pierdas por sus callejones, los cuales están repletos de edificios que en su mayoría albergan museos como Museum on the Mound, The Writer’s Museum; la universidad New College o la Central Library. Muchas de las edificaciones también son iglesias.

Justo en la intersección de Castle Hill (en The Royal Mille) y Ramsay Ln encontrarás uno de los museos más divertidos de la ciudad, Camera Obscura & World of Illusions que, aunque parezca estar más dirigido a los niños, los adultos también disfrutarán con los rompecabezas de colores, ilusiones ópticas y juegos. En frente está el lugar para los amantes del Whisky escocés: The Scotch Whisky Experience.

Para los que prefiráis ver una calle de lo más typical os recomendamos Grassmarket, que se encuentra unas calles más abajo, a unos 5 minutos de esta parte del Old Town. Encontraréis bastantes cafeterías, por lo que podéis sentaros en alguna y disfrutar del ambiente que se respira en esta plaza medieval. El siguiente punto puede ser el cementerio de Greyfriars, donde está la tumba de Bobby, el perro que estuvo 14 años junto a la tumba de su dueño y que ahora es un icono de la lealtad escocesa.

Grassmarket
Grassmarket
The elephant house
The Elephant House

Ya que has llegado hasta este punto, te puede resultar buena idea parar un momento e ir a una cafetería: The Elephant House. ¿Por qué, dirás, ésta y no otra? Muy sencillo. The Elephant House es una de las cafeterías bohemias por excelencia. Tanto es así que J. K. Rowling, la autora de Harry Potter, estuvo allí día sí día también mientras escribía los primeros libros de su saga más célebre. Ian Rankin, otro importante escritor de novela negra, es otro notable cliente del bar.

Sube entonces por el George IV Bridge y estarás otra vez en la Royal Mile y a muy pocos metros de la St Giles’ Cathedral, un precioso monumento que deberás visitar. Te sobrecogerá, no decimos más.

Continúa por la Royal Mile y llegarás, tras un buen paseo en el que puedes callejear cuanto te plazca, al Palacio de Holyrood. Aquí es donde solía habitar la familia real escocesa y que ahora sirve de residencia oficial para la reina Isabel II en la tierra de William Wallace.

El palacio está lleno de pasadizos secretos y túneles. La leyenda cuenta que mandaron a un soldado para investigar si el palacio y el castillo estaban unidos, pero se perdió y no se volvió a saber de él. Se dice que aún se oyen los cánticos que entonaba el soldado.

Holyrood Palace
Holyrood Palace

Si coges aquí el bus 26 en dirección a Tranent llegas hasta… la playa. Sí, Edimburgo tiene playa. Fría, claro, porque es lo más septentrional del Reino Unido, pero ahí está Portobello Beach. Aquí puedes dedicar un rato a hacer kitesurfing o casi cualquier deporte acuático que se precie. O simplemente puedes darte un paseo por la arena relajadamente.

Vuelve entonces al Holyrood Park, el parque donde está el palacio. Ahora sube por la colina verde hasta el Calton Hill y deja que la vista te llene. Vas a ver toda Edimburgo de un tirón, hasta una acrópolis que le ha valido el sobrenombre de la Atenas del Norte.

Vista nocturna de Edimburgo desde Calton Hill
Vista nocturna de Edimburgo desde Calton Hill

Ya que estás ahí es el momento de bajar por Princess Street y llegar hasta el parque homónimo, donde puedes perfectamente parar a tomar un café o sentarte a comer un bocadillo que te dé combustible y seguir paseando.

El parque es enorme y relajante, y tienes cerca una buena cantidad de tiendas y bares donde aprovisionarte para montar el picnic por tu cuenta. Y a buen precio, que es lo importante sobre todo si vas con el bolsillo justo.

Y ya nos metemos de lleno en la New Town, paseando por Rose Street, un compendio de callejuelas simétrico cargadas de comercios y restaurantes, y por supuesto por George Street, la zona más aristocrática de Edimburgo. Ambas calles son paralelas a Princess Street.

Dean Village
Dean Village

Otra opción si sales de Princess Street es acercarte al Dean Village. Está solo a diez minutos andando del parque y es una zona muy desconocida de la ciudad, pero verdaderamente preciosa. El Dean Village es una especie de pequeño pueblecito en medio de la naturaleza, a orillas del río Leigh. Las casas son del siglo XV y se restauraron hace apenas 50 años, ahora es una zona residencial de las más apreciadas y tranquilas de Edimburgo.

Desde allí, a apenas 15 minutos andando y siguiendo el río, nos dirigimos a Stockbridge: el barrio bohemio y pijo de la capital escocesa. Es un buen sitio para cerrar el día de caminatas por la buena cantidad de bares y restaurantes que os encontraréis.

Si te quedan energías para vivir la noche escocesa, los pubs son tu mejor opción. El célebre The Royal Oak es uno de los bares más conocidos de Escocia, y está además ubicado en pleno centro de la Old Town (concretamente en 1, Infirmary St.). En este bar además son frecuentes las sesiones de música en directo, incluso improvisadas, lo que le da un plus al local.

En el centro de la Royal Mile está la Deacon Brodie’s Tavern, llamada así por el diácono Brodie, un sacerdote que llevaba una doble vida: de día pregonaba el evangelio y de noche se convertía en un personaje de la peor calaña. De hecho, fue condenado a la horca. Este personaje le sirvió a otro ilustre escocés para escribir uno de los relatos más conocidos de la literatura de terror: El doctor Jekyll y mister Hyde. Sí, Robert Louis Stevenson también era escocés. De hecho, se puede visitar su casa: está en Heriot Row, en pleno centro de la New Town, en una zona verdaderamente elegante de la ciudad, junto a la Queen St.

Si cumples con este itinerario podrás pasar un buen día en la capital de Escocia, pero seguro que quedan muchas más cosas por ver, pues Edimburgo está repleto de lugares y actividades para todos los gustos.

Alojamiento en Edimburgo

Como en la mayoría de ciudades, en Edimburgo puedes encontrar una gran variedad de hostales y hoteles con un rango de precios para todos los bolsillos.

Ed Central Scottish Youth Hostel

No es lo más céntrico que hay, pero es una forma de descubrir esa zona de la ciudad. Las camas para los adultos empiezan en £15, para los niños en £13.50. Si quieres la habitación entera el precio mínimo es de £26.

 9 Haddington Pl, Edinburgh EH7 4AL, Reino Unido 

Ver ubicación en Google Maps

Safestay Edinburgh

Es una de las mejores opciones en relación calidad-precio. El precio mínimo (sube a medida que compartes con menos gente) es de £12.60. También hay habitaciones privadas pero son más caras, aunque si vais en grupo os puede salir muy bien de precio. Tiene WiFi gratuito y un bar en el que puedes comer desde las 8am hasta tarde.

 50 Blackfriars St, Edinburgh EH1 1NE, Reino Unido 

Ver ubicación en Google Maps

Tune Hotel

Está situado en las calles posteriores al castillo y cerca de la estación de tren. Aunque no está totalmente en el centro, está bin comunicado y en una buena zona. Su mayor atractivos son sus cómodas camas, imprescindibles tras una larga caminata por la ciudad. El precio mínimo por habitación está sobre las £60.

 7 Clifton Terrace, Edinburgh EH12 5DR, Reino Unido 

Ver ubicación en Google Maps

Motel One

Tienen dos hoteles en la ciudad, el Hotel Motel One Edinburgh-Royal y el Motel One Edinburgh Princess. Ambos rondan las £59 mínimo y lo mejor es su ubicación. Ambos están en la parte más céntrica de la ciudad y están bien equipados.

 Hotel Motel One Edinburgh-Royal. 18 Market St, Edinburgh EH1 1BL, Reino Unido 

 Motel One Edinburgh Princess. 10-15 Princes St, Edinburgh EH2 2AN, Reino Unido 

Ver ubicación en Google Maps

Ibis Edinburgh Central Royal Mile

Este hotel también tiene una muy buena localización en el centro de la ciudad. El precio mínimo ronda las £80. Tienen WiFi, restaurante y bar.

 6 Hunter Square, Edinburgh EH1 1QW, Reino Unido 

Ver ubicación en Google Maps

Apex Grassmarket Hotel

Este hotel se encuentra en plena calle Grassmarket, de la que os hemos hablado en el itinerario. Una de las mejores cosas son sus vistas, ya que debido a su ubicación son realmente fantásticas. Puedes ver, por ejemplo, el Castillo de Edimburgo. El precio mínimo ronda las £110.

 31-35 Grassmarket, Edinburgh EH1 2HS, Reino Unido 

Ver ubicación en Google Maps

Otros lugares de interés no incluidos

Scottish Parliament Building
Scottish Parliament Building

Como ya os hemos dicho, este itinerario es solo para visitar aquello más importante de la capital escocesa. Por una parte nos hemos dejado todos los museos de la ciudad, y muchos valen la pena. También es interesante visitar la Universidad de Edimburgo o la Fettes College, el BT Murrayfield Stadium para los amantes del rugby o de los deportes en general, el gran parque de Holyrood Park o el Royal Botanic Garden. También os sorprenderá el Scottish Parliament Building, pues es todo lo contrario a los edificios que estaréis viendo en el resto de la ciudad. Se trata de una estructura totalmente modernizada.

Ciudades cercanas a Edimburgo

El recorrido por cualquier ciudad de Escocia te irá recordando al punto anterior, pues comparten gran parte de la cultura. Te vas a dar cuenta sobre todo en su arquitectura, la mayoría de edificios siguen el mismo patrón.

  • Glasgow: Se trata de la ciudad más grande de Escocia y la más conocida junto a Edimburgo. Aunque tiene ese estilo victoriano, también tiene un toque de industrial, por lo que la hace más moderna. Se llega en máximo 1 hora en transporte público.
  • Aberdeen: En el norte de Escocia, se trata de otra ciudad bastante clásica. El que esté situada entre la playa y las colinas montañosas le da un toque especial. Esto ayuda a que haya actividades para todos los gustos. Se encuentra a unas 2 horas y media en transporte público.
Ver ruta en Google Maps

Esperamos que este post os sirva de ayuda y que podáis disfrutar de Edimburgo ¡aunque solo tengáis un día! 😉

¿Tienes alguna duda? Deja un comentario. ¡Siempre respondemos en menos de 24 horas!

Al usar el servicio de comentarios aceptas los términos y condiciones