Oyster Card: Guía de Uso en Londres

Tarjecta Oyster Card

La Oyster Card es una tarjeta magnética de prepago que simplifica los pagos en el transporte público de Londres.

Además de agilizar el proceso de pago, te asegura la tarifa más barata. Se puede comprar y recargar en cualquier estación de metro y oferta distintas modalidades de uso.

Es la opción más cómoda y económica para moverse por la capital británica. Elije la modalidad que más te convenga y… ¡a moverte!

¿Qué es la Oyster Card?

La Oyster Card es una tarjeta que funciona con el sistema de pago contactless, es decir, que se paga acercando la tarjeta a la terminal de venda, en este caso, las puertas de los transportes públicos. Así pues, te ahorra el rato de comprar los billetes normales además de salirte más económica que éstos.

La forma es sencilla. El sueldo de tu Oyster Card se reduce a medida que vas pagando los viajes. Mientras el gasto se descuenta directamente de tu tarjeta, puedes estar seguro que siempre se te cobra la tarifa más barata que existe por el trayecto concreto.

La puedes utilizar en:

  • London Underground (metro)
  • Overground y los servicios ferroviarios de la National Rail en Londres
  • los autobuses
  • los tranvías del sur de la ciudad
  • la Docklands Light Railway (DLR)
  • el teleférico The Thames Cable Car

Es decir, en todas las estaciones del mapa.

Es una tarjeta unipersonal, es decir, que la puede utilizar cualquier persona pero no más de una por trayecto. Hay que tener en cuenta que las penalizaciones y las multas que pueden costarte un despiste o un malentendido con la Oyster Card son caras.

Desde hace un año, también puedes utilizar tus tarjetas bancarias propias como si fuesen una Oyster Card, por lo que puedes seguir disfrutando de las ventajas y los beneficios de ésta.

¿Cómo funciona y cómo se usa la Oyster Card?

Coloca la tarjeta sobre el lector amarillo, el que está ubicado en los accesos de las estaciones de transporte y en las puertas de los autobuses. De hecho, puedes utilizarla sin sacarla de la cartera o monedero donde la lleves, siempre que no lleves más de una tarjeta con este sistema de pago, pues se anulan entre ellas.

En los viajes de tren y metro que se pasa de una zona a otra, cambia el precio del trayecto. Por ello es imprescindible pasar la tarjeta tanto en la entrada como en la salida de las estaciones, para que la Oyster Card pueda calcular el recorrido realizado. No hacerlo puede suponer una multa o penalización.

En los viajes de autobús o tranvía, en cambio, el precio es fijo. No es necesario pasar la tarjeta también a la salida.

Lector de Oyster Card

Precios de la Oyster Card:

La Oyster Card oferta distintas modalidades de pago y uso: el “Pay as you go” y el “Travelcard“. Ambos pueden convivir en la misma tarjeta Oyster.

Debes tener en cuenta todas las variantes que se calculan para cobrarte un precio final.

  1. La zona. Londres cuenta con nueve zonas de transporte público. La zona 1 es la más céntrica y la zona 9 la más lejana.
  2. La hora del viaje.
  3. El medio de transporte utilizado.

Pay as you go:

O lo que viene a ser lo mismo, pagar por uso. El precio del trayecto se calculará a partir de la hora en la que entres en el transporte y de las zonas que cruces.

En metro y tren, las horas puntas y por tanto, las más caras, son 06.30-09.30 y 16.00-19.00 de lunes a viernes.

Precio por viaje Límite diario
Zonas Hora punta Resto horas (Daily cap)
1 £2.40 £2.40 £6.60
1-2 £2.90 £2.40 £6.60
1-3 £3.30 £2.80 £7.70
1-4 £3.90 £2.80 £9.50
1-5 £4.70 £3.10 £11.20
1-6 £5.10 £3.10 £12.00

Existe un modo de ahorrarse algo de dinero. Este es utilizando los lectores rosas, situados algunas estaciones.

Consultar estaciones

Estos lectores te permiten utilizar rutas alternativas que no pasen por el centro de la ciudad. Aunque tienes que tener en cuenta que, en cuanto a tiempo, no suelen valer la pena.

Validador Rosa de la Oyster Card

En autobús y tranvía, no hay ni zonas ni horas. Por este motivo el precio de cada viaje es siempre el mismo, tanto si vas a la próxima parada o a la última; tanto si estás diez minutos como veinte. Aunque, si no has pasado más de una hora de trayecto, puedes hacer un segundo viaje gratuitamente.

Debes tener en cuenta que los autobuses ya no admiten pagos en cash, es decir, en efectivo. Pero, desde hace un año, puedes pagar con tus tarjetas bancarias contactless.

Zonas Precio por viaje Límite diario (Daily cap)
Todas £1.50 £4.50

El “Daily Cap”:

Es el límite diario de tu Oyster Card. Según el transporte que utilices varia de precio. La regla de oro del “daily cap” es que, una vez llegado al límite del día, tu Oyster Card no descontará más libras de tu sueldo. Es decir, que hasta el día siguiente, viajarás sin pagar.

Travelcard:

Los billetes Travelcard te permiten viajar ilimitadamente hasta que termine su validez. Pueden ser diarios, semanales, mensuales o anuales. Su precio depende de la cantidad de zonas y de los medios de transporte que vayas a utilizar.

Zonas Diario Semanal Mensual Anual
1 £12.30 £33.00 £126.80 £1320
1-2 £12.30 £33.00 £126.80 £1320
1-3 £12.30 £38.70 £148.70 £1548
1-4 £12.30 £47.30 £181.70 £1892
1-5 £17.50 £56.20 £215.90 £2248
1-6 £17.50 £60.20 £231.20 £2408

También existe la opción del Bus Pass, bonos que, siguiendo el funcionamiento de la Travelpass, te permiten únicamente viajar en autobús y tranvía.

Zonas Diario Semanal Mensual Anual
Todas £5.00 £21.20 £81.50 £848

En las estaciones de metro solo podrás comprar, en formato cartón, la Travelcard o el Bus Pass diario. Las demás modalidades solo se pueden pagar por internet. Además, la opción más económica, para billetes de un solo día, es la Oyster Card con su consecuente “daily cap”.

En tu Oyster Card puedes tener tanto saldo como bonos Travelcard. Siempre que viajes según los bonos, no se descontará nada de tu saldo. Si lo hicieras y además no dispusieras de saldo, tu Oyster Card se quedaría con salgo negativo.

Quedarse con saldo negativo tan solo implica no poder volver a usar tu Oyster Card hasta su recarga, cuando se te descontará automáticamente lo cantidad de deuda.

¿Qué Modalidad te va Mejor?

Tu elección dependerá del tiempo que quieras quedarte en Londres y de las zonas que vayas a utilizar.

  • Si vas a estar menos de una semana (5-6 días), la mejor opción es que aproveches los “daily cap” de la Oyster Card y que funciones con esta.
  • Si vas a estar más de una semana (más de 6 días), lo más recomendable es que elijas un bono Travelcard que se adapte al tiempo que necesites. Aunque si viajas poco en transporte público, será mejor que sigas con tu Oyster Card y sus “daily cap”.

Tarifas Especiales:

La Oyster Card cuenta, además, con ofertas especiales para menores de edad, estudiantes, grupos y clientes con la tarjeta Railcard.

  • Menores de Edad:

Los menores de 11 años viajan gratuitamente, la única condición es que viajen con un adulto con un ticket válido. A partir de los 11 y hasta los 15 años, pueden utilizar la 11-15 ZIP Oyster Card, que les permite hacer trayectos gratuitos en autobús y tranvía y pagar unos precios muy muy económicos en metro y tren.

Se solicita por internet con una foto de carnet y pagando 10 libras. También existe la posicibilidad de comprar Travelcard de una semana en formato cartón solo en oficinas del National Rail.

De los 16 a los 18 años se utiliza la 16+ ZIP Oyster Card, que ofrece transporte gratuito en autobús y tranvía si se es estudiante o con hasta un 50% de descuento si no. En metro y tren también goza de precios muy reducidos y grandes ofertas como en el 11-15 ZIP Oyster Card y se solicita igual.

  • Estudiantes:

Si tienes 18 años o más, resides y estudias en Londres, y no trabajas, estás de suerte. Cuentas con una Oyster Card para estudiantes con descuentos del 30% en bonos Travelcard.

Para solicitarla necesitas una foto de carnet y un documento que acredite tus estudios en la capital inglesa. El proceso es igual al de las Oyster Card para menores de edad.

  • Grupos:

Existen los Group Day Travelcards para grupos de diez personas o más que viajan juntas por la ciudad. Provee de viajes ilimitados a partir de las 9.30 entre semana y a cualquier hora los fines de semana, además de en cualquier transporte, claro.

Existe la modalidad infantil y la adulta, y cuestan entre las 4  y las 10 libras.

Puedes combinar tu Oyster Card con tu 16-25 Railcard y obtener descuentos del 33% en tus viajes de tren y metro.

uso de la Oyster Card

Comprar, Recargar y Devolver la Oyster Card:

Puedes adquirir tu Oyster Card en cualquier máquina expendedora de cualquier estación de metro de la ciudad. Debes pagar 5 libras de fianza, que te serán devueltos en efectivo y junto al saldo restante, cuando devuelvas la tarjeta.

La puedes recargar también en estas máquinas tantas veces como quieras pagando en cash o con tu tarjeta bancaria.

Aunque no caducan nunca y siempre está bien guardarla para tus próximos viajes a la Londres, debes saber que siempre la puedes devolver. Las mismas máquinas en las que las compras y las recargas sirven también para devolver tus Oyster Card’s.

Pero, para devolver tu tarjeta en una máquina, deberá cumplir unos requisitos: disponer de 10 libras o menos de saldo, disponer de un bono Travelcard o Buss Pass activo, y que la devuelvas 48h más tarde de cuando la compraste. Si alguno de éstos no se cumple, siempre la puedes devolver en un TFL Visitor Centre.

Debes tener presente que “devolver” es, en realidad, desactivar la tarjeta. En el momento de la devolución, tu Oyster Card pasa a ser un trozo de plástico inservible.

Como comprar una Pyster Card

Multas y Penalizaciones de la Oyster Card:

Es importante tener en cuentas cuales son las regulaciones de la Oyster Card, qué está permitido y qué no. Debes saber también que con tu Travelcard no tendrás ningún problema de penalizaciones porque dispones de viajes ilimitados.

Hay dos tipos de sanciones:

Multa por viajes incompletos:

La Oyster Card calcula tu trayecto y por tanto tú tarifa en el momento en que marcas tu tarjeta al salir. Por ello es imprescindible, siempre, incluso cuando las puertas están abiertas, pasar la tarjeta tanto a la entrada como a la salida.

Si esto no se hace, tu Oyster Card detecta un viaje incompleto porque no puede calcular tu trayecto, así que te penalizará cobrándote la cantidad equivalente al máximo price cap diario, que cambia según la zona.

Multas por entrar y salir en la misma estación:

Según el tiempo que haya pasado entre el momento de entrada y el de salida, fichado ambos con tu Oyster Card, tendrás unas u otras sanciones.

  • 0-2 min. : Se restará el price cap diario. Si lo que ha pasado ha sido una equivocación de estación por tu parte, y vuelves a pasar en menos de 45 min. tu Oyster Card por otra entrada, se te reembolsará el dinero.
  • 2-30 min. : Se restará el equivalente a un viaje por la zona en la que has entrado.
  • Más de 30 min. : Se te restará el precio del price cap dos veces, pues el sistema calcula que has hecho dos viajes incompletos.

La Oyster Visitor Card:

Oyster Card para turistas

Esta tarjeta es la versión de la Oyster Card pero para visitantes y turistas. Puedes adquirirla por internet y recibirla en casa antes de tu viaje, para así poderla utilizar nada más llegar a la capital británica.

Pero, debes conocer los inconvenientes de esta tarjeta, que son numerosos y no aparecen en la web:

En primer lugar, el precio base de la Oyster Visitor Card son las 3 libras de activación, que no de fianza, y por tanto no se te devolverán. Además están los gastos de envío.

En segundo lugar, la Oyster Visitor Card no se puede cargar con bonos Travelcard. Dispone de un saldo propio e intransferible que es complicado tener de vuelta si te sobra. Si te han sobrado 5 libras, se te devolverán como con la Oyster Card, pero, si te han sobrado más, el proceso de papeleo es complicado y, además, el dinero se te devuelve en formato cheque. Es decir, un “casi imposible” de cobrar totalmente.

Por tanto, la Oyster Visitor Card no es una opción recomendable. Mucho mejor la clásica Oyster Card, que la podrás adquirir fácilmente a tu llegada a la ciudad y que tiene muchas más opciones y ventajas.

Esperamos que os sirva de ayuda la información. Contadnos cómo os ha ido con la Oyster Card y… ¡nos vemos por Londres!