Post actualizado en junio 2017

Barrios de Londres: Greenwich

A todo el mundo le suena eso del meridiano de Greenwich (que por cierto, se pronuncia grenich, no grinwich). Es la separación imaginaria de la Tierra según la cual se rigen todos los usos horarios del mundo. Vamos, que es el “inicio del tiempo” terráqueo. En nuestros relojes, al menos.

Lo que no todo el mundo sabe es que, además, es un barrio londinense. Os vamos a contar un poco cómo es, ya que tiene mucho que ver y hacer.

Ubicación de Greenwich

Greenwich se encuentra al sudeste de Londres, justo a la orilla del río Támesis.

Ver ubicación en Google Maps

Cómo llegar a Greenwich

Londres está dividido en varias zonas e ir a una o a otra influye en el coste del transporte. Moverse entre las zonas 1 a 3 es bastante más económico que tener que salir de ellas. Congratulémonos pues, que Greenwich es zona 2.

Hay dos líneas del Tube que llevan al barrio: la línea Jubilee (gris) te lleva a North Greenwich, por ejemplo. Si no quieres andar mucho, desde Canary Wharf puedes tomar un DLR hasta la misma estación de Greenwich.

North Greenwich Station
North Greenwich Station

Otra forma es tomar, obviamente, la misma DLR que te deja en varios puntos del barrio. Puedes ir con la Oyster Card y no te va a salir más caro.

Si prefieres autobús, por North Greenwich Station pasan las líneas 108, 129, 132, 161, 188, 422, 472 y 486. Hay más por el barrio, por lo que no tendrás problema en encontrar uno.

Hay una forma más, que son los river-bus. En efecto, puedes ir en barco por el Támesis hasta este barrio. En las orillas para la RB4 Canary Wharf, lo que la convierte en una bonita opción para llegar.

Una última opción es utilizar el teleférico Emirates. Se toma en Emirates Royal Docks y llegas a Emirates Greenwich Peninsula.

Qué ver y hacer en Greenwich

Antiguamente era una ciudad que acabó convirtiéndose en un barrio de Londres cuando ésta creció.

A continuación os mostraremos un tour que podéis hacer cuando vayáis de visita.

Vamos a tomar el DLR y detenernos una parada antes de la homónima al barrio: Cutty Sark. No, no malpenséis, no es nada alcohólico. Fue uno de los barcos mercantes más importantes del Reino Unido, pues se dedicaba a transportar té desde China.

Cutty Sark
Cutty Sark

Ahora mismo el Cutty Sark está varado en el muelle de Greenwich y se ha reconvertido en un museo naval. Solo tienes que subir por Greenwich Church St y en seguida lo verás. Es un buen punto de partida para nuestro paseo. La entrada cuesta £13.50 pero se puede hacer dupla con el observatorio y saldrá un poco más barata.

Una vez lo hayas visitado, baja un poco por King William Walk y toma el College Way a tu izquierda. Pasarás por todo el centro de la universidad para llegar al Old Royal Naval College. Esta zona es preciosa, no tienes que entrar en ningún sitio si no quieres, solo las vistas ya merecen la pena.

Si quieres adentrarte más en ello, que sepas que se puede ver The Painted Hall por £10. También hay capilla, un centro de visitantes con actividades para todas las edades que te descubrirá más de 500 años de historia de Greenwich (en esta zona se casó el rey Enrique VIII con Catalina de Aragón) y los espacios verdes.

Old Royal Naval College
Old Royal Naval College

De aquí nos toca bajar por los jardines, que también son dignos de ser paseados, y nos encaminamos cruzando Rodney Rd hasta llegar al National Maritime Museum. Se trata del museo naval más significativo de Londres.

Aquí encontrarás una de las colecciones más importantes del mundo naval. Está compuesta por maquetas, exposiciones, cuadros y trofeos de todos los continentes. La entrada es gratuita, así que si eres aficionado al mundo marítimo, puedes entrar un rato y disfrutar de los encantos del mar.

Al terminar, nuestros pasos nos llevan un poco más al este, a la Queen’s House. Está considerado como el primer edificio de estilo clásico del Reino Unido. En un principio este inmueble fue usado como residencia por la Familia Real, aunque posteriormente se convirtió en un hospital. En la actualidad pertenece al Museo Marítimo, así que entrar también es gratis.

Si hemos terminado nuestra visita a los museos es el momento de ir a ese inmenso parque que vemos enfrente. El Greenwich Park es el más antiguo de los parques reales, pues se remonta a la época romana y fue incluido en la lista en 1433. A partir de la estatua del General Wolfe, el parque ofrece unas vistas impresionantes a través del río Támesis hasta la St. Pauls Cathedral.

Que sepas que estás pasando aproximadamente por el célebre meridiano en estos momentos. Pero nuestro objetivo está un poco más allá: es el Royal Observatory, a donde nos dirigimos tras dar un paseo por el parque.

Ahora sí, estás en el origen de todo: el meridiano de Greenwich. Desde aquí parten todos los meridianos del mundo. La longitud náutica no tendría sentido sin este punto cartográfico, con eso lo decimos todo. La entrada al museo es gratuita pero entrar al observatorio son £9’50. A los más curiosos, e interesados por este tema, decirles que merece la pena. También tienen un planetario que cuesta £7.50.

Antes o después de este punto seguramente te hayas cansado, así que aprovecha si hace bueno y descansa en el parque. Es muy grande y verde, y al estar en una zona muy residencial, el relax está asegurado.

Al recorrer toda esta parte del barrio, es muy probable que ya tengas hambre. Vamos a subir por The Avenue, atravesando el parque por la zona oeste, y salimos a King William Walk. En el número 22 encontramos Goddards at Greenwich, un restaurante típico londinense donde podrás comer tartas caseras y beber un licor artesano antes de ir al último punto de esta miniguía.

En este barrio predominan los restaurantes y pubs con comida británica, pero también encontrarás otros de cocina internacional, como japoneses, turcos, argentinos o italianos entre otros.

Greenwich Market
Greenwich Market

Con gasolina en el estómago nos dirigimos, dando una pequeña vuelta a la manzana, al Greenwich Market. Es legendaria la afición de los británicos a los mercados, por lo que este barrio no iba a ser menos.

Este mercado tiene más de dos siglos de historia. En él puedes comprar de todo, desde verduras o carnes hasta antigüedades o artesanía, pasando por un montón de puestos con comida de todo el mundo para llevar.

En este barrio también se encuentra el O2 Arena, un complejo de entretenimiento y ocio en el que puedes subir a su tejado y caminar sobre él. Desde aquí también puedes dar un paseo en lancha motora.

Si has decidido tomar el teleférico, sabrás que justo al lado de la Emirates Greenwich Peninsula Station se encuentra el Emirates Aviation Experience. Aquí te encontrarás con un simulador que te permitirá pilotar un avión.

Una última cosa que también puedes hacer en este barrio es caminar por debajo del río Támesis a través de los 15 metros que tiene el Greenwich Foot Tunnel, que conecta el Cutty Sark Gardens con Isle of Dogs.

Vivir en Greenwich

Si tu visita a Greenwich va a ser un poco más permanente, que sepas que este barrio está repleto de zonas verdes y es una zona muy tranquila para vivir. Según la policía metropolitana de Londres, la tasa de criminalidad aquí es de nivel medio. Además, se encuentra a solo 20 minutos del centro en transporte público.

Los precios de alquiler, si observamos la localización del barrio y lo comparamos con el centro, no son excesivamente caros, pero aún así no son precios bajos. Rondan las £700 u £800, por lo que si tenemos una economía más o menos desahogada, es una buena opción, más barata que el centro de Londres sin estar lejos.

Downtown Greenwich
Downtown Greenwich

Greenwich es un barrio muy residencial, así que lo normal es que la gente que viva allí no sean personas que estén de paso en la ciudad sino ciudadanos asentados. Son familias ya afincadas y trabajadores más bien jóvenes que han logrado la independencia y, por ende, su primer hogar.

Hay algo de ambiente universitario, por la Universidad de Greenwich, pero los estudiantes son minoría en el espectro de población del barrio. La zona del sureste de Londres es económico, así que si no vas muy bien de dinero es una opción muy a tener en cuenta, pero puede que tenga que ser por los alrededores de Greenwich.

Esperamos que este post sobre Greenwich os sirva de ayuda si queréis ir a visitar el barrio o elegirlo como vuestro lugar de residencia.

Si queréis contarnos alguna experiencia propia podéis hacerlo en los comentarios 🙂

¿Tienes alguna duda? Deja un comentario. ¡Siempre respondemos en menos de 24 horas!

Al usar el servicio de comentarios aceptas los términos y condiciones