Post actualizado en julio 2016

“Tengo 52 años y me vine a Londres con 49 sin saber nada de Inglés”

Entrevista a Mª Isabel Fernándes, española residente en el Reino Unido.

La cara dura de la vida ha hecho que sean muchos, muchos los españoles que han dejado sus vidas a un lado para volver a empezar en alguna parte del mundo, en algún lugar donde todavía existan oportunidades.

Reino Unido es uno de los principales destinos de nuestros inmigrantes, y hoy viajamos hasta Londres, donde hacen sus vidas muchos de ellos. Entre esa multitud de valientes nos hemos topado con una luchadora a la que nos acercarnos en profundidad a través de una entrevista.

En la mayoría de los casos, aquellos que se atreven a dar el paso responden a un perfil muy concreto, suelen ser menores de 30 años, muchos de ellos con titulación universitaria y con un inglés básico al menos para hacerse entender y emprender la experiencia.

Ese no es el caso de Mª Isabel, nuestra entrevistada, quién llegó a vivir a Londres con 49 años sin saber inglés (bueno, sabia algunas palabras de cantar las canciones que le gustan), le habían contado que era un país frío, y que aquí la gente trabajaba y ganaba dinero. Pronto la realidad se presentaría ante ella y dos años más tarde nos los cuenta emocionada pero muy feliz del paso que dio.

 

Me monté en ese avión sabiendo que marchaba para mucho tiempo, tenía que luchar y luché, y aquí sigo”

 

Después de muchos años dedicados al mundo empresarial en España, llevando temas administrativos y contables en una inmobiliaria y más tarde a cargo de una cafeteria, Mª Isabel sintió que su querida tierra, su Galicia ya no era el sitio que le hacía feliz y decidió dar ese salto gigante que le llevaría a empezar de nuevo en Londres, aquella tierra tan lejana para ella en aquellos momentos.

“Mi hija vivía en Londres cuando llegué, pero ella pronto se mudó a otra ciudad y me quede sola por aquí, luchando desde el principio. Fueron unos comienzos muy duros, durísimos, además tenía a mi otro hijo en una mision de Operaciones Especiales del ejercito Español en la Republica Centroafricana, donde hay una Guerra civil, y todo se hacía más difícil. No tenía nada que perder, sentí que dejaba un país donde mujeres como yo, con esta edad, ya no somos bienvenidas en el mundo laboral. Me monté en ese avión sabiendo que marchaba para mucho tiempo, que no volvería rápido y con el corazón encogido, tenía que luchar y luché, y aquí sigo”.

 

“No hay nada que perder y aquí (en Londres) las oportunidades existen, pero hay que buscarlas, trabajarlas, hay que estar”

 

Mª Isabel viajaba sola dejando atrás familia, amigos y una preciosa casa, pero mirando hacia delante con la valentía que se necesita en esta vida, así nos los cuenta ella, convencida de que hay que cambiar aquello que no nos hace bien, y desde el principio puso todo de su parte para adaptarse a la nueva situación.

“Consulté páginas webs de ayuda para los que nos venimos aquí como TrucosLondres.com y que realmente ayudan bastante a orientarnos. Empecé a buscar trabajo por agencias y arreglé todo mi papeleo para empezar a trabajar. Me compré una guitarra acústica y cantaba para mí en inglés, un paso más para aprender el idioma. Realmente sólo hice un curso de inglés durante un mes y poco, el resto del tiempo he ido aprendiendo sola, de manera autodidacta, me compré libros, con audios, y trataba de hablar mucho con la gente. Salía y entablaba conversaciones, o al menos lo intentaba”, nos cuenta entre risas.

 

 

Ahora lo recuerda todo entusiasmada por sus progresos. Reconoce que lleguó a llorar de impotencia por no poder expresarse, que se sentía incapaz con el idioma, impotente de no entender nada. “Aunque aquí hay muchos españoles, la realidad es que no hay muchos ingleses o habitantes de habla inglesa que sepan nuestro idioma, fue duro”, nos comenta. A pesar de las dificultadas consiguió trabajo de limpiadora y desde entonces ha estado trabajando. “Aún me falta mucho, ser una más, saber leerlo, escribirlo, necesito mejorar y conseguir un trabajo mejor”.

 

“A veces veo a los jóvenes como muy dormidos, sin ganas, sin energía. En la vida hay que saltar, hay que arriesgarse”

 

Su experiencia ha estado llena de anécdotas desde el primer momento, ahora Mª Isabel se ríe cuando nos cuenta como tomó el autobús equivocado desde el aeropuerto el día que llegó, sus despistes en el metro, o al intentar montarse en un taxi por el asiento del conductor, nada que no nos hay pasado a los treintañeros titulados, le comento a Mª Isabel entre risas.

Pero por encima de todas las dificultades, su espíritu luchador y de superación siempre ha estado con ella, tirar la toalla no era una opción y viajar le ha hecho crecer como persona de una manera que antes no había logrado. “Viajar te cambia, sino viajas no te conoces, no eres nadie, no estás completo y cuando lo descubres, a pesar de los obstáculos, la sensación de libertad, de ser capaz, es increíble. Hay que saltar, hay que arriesgarse, yo se lo digo siempre a los jóvenes, me gusta darles consejos. Los veo a veces, muy dormidos, sin ganas, sin energía, siento como que hay que empujarlos”.

 

“Viajar te cambia, sino viajas no te conoces, no eres nadie, no estás completo y cuando lo descubres, la sensación de libertad, de ser capaz, es increíble”

 

maria-isabel-2

Su vitalidad contagiosa, la hace una mujer más fuerte cada día, llena de planes. Al preguntarle sobre su futuro en Reino Unido, nos responde muy convencida que aún le queda mucho que batallar por aquí, que no piensa dejar fácilmente un país que le ha brindado la oportunidad de trabajar, de sentirse completa nuevamente, de sentirse viva y joven. “¿Mi plan?, aprender el idioma perfecto, abrir mi propio negocio. No sé qué pasará, pero si algo tengo claro, es que no quiero perder el contacto con Londres nunca más. Aspiro a vivir y a trabajar, y eso lo puedo conseguir aquí, volver a España ahora sería como retroceder 40 años”.

Echar de menos a los amigos, al hijo que tiene más lejos, o esos ratitos con los amigos y el “tintorrito” en la bodega son inevitables, sobre todo en una ciudad en la que la gente es bastante independiente, “cada uno va a su bola”, nos comenta. Pero lo más importante para Mª Isabel es como se siente ahora, viviendo esta nueva experiencia que nada tiene que ver con su vida anterior. No son los años, afirma, es como te sientes, si tienes paz, lo tienes todo.

 

“No quiero perder el contacto con Londres nunca más. Aspiro a vivir y a trabajar, y eso lo puedo conseguir aquí, volver a España ahora sería como retroceder 40 años””

 

Después de dos años y medio viviendo Londres, Mª Isabel ha aprendido a disfrutar de la ciudad, pasear por callejuelas, esas que todos sabemos y tanto nos enamoran de esta “ruidosa” y fría ciudad, ir a la biblioteca, pasear por los canales, disfrutar de un buen musical, los charities, las iglesias o contemplar la belleza de algunos de sus cementerios, son algunas de las cosas que más le gustan a nuestra entrevistada, que además está a punto de comprarse una moto para moverse con más libertad, esa sensación de la que a menudo nos habla y que sin duda ha ayudado a cambiar su vida.

La clave y el consejo de Mª Isabel para todos los que no se deciden a dar el paso, o para los que acaban de llegar y lidian con las dificultades radica en la proeza de ser valientes, de vivir el momento. “Es arriesgado, no es fácil, sobre todo para los que nos venimos sin nada y con esta edad, pero a pesar de todo, tengo que animarles a que lo intenten. No hay nada que perder y aquí las oportunidades existen, pero hay que buscarlas, trabajarlas, hay que estar”.

 

De todo el equipo de TrucosLondres, y del mío en particular, nuestro aplauso para esta luchadora nata, que no se permite el lujo de estar cansada, de recordarse que las circunstancias son duras, simplemente sigue. Gracias por compartir con todos nosotros y nuestros lectores tu experiencia y tu energía. Mucha suerte y hasta la próxima!

No te pierdas más contenido como este, síguenos en Facebook:

 


1513774_10204972837502892_4153195622425860388_nPor Cris de la Torre / @CRISDLTC

Periodista de titulación, comunicadora vocacional, creativa-diseñadora gráfica, Social Media Manager y estudiante de cosas varias siempre. De pasión: aprender, saber, conocer, oler, probar, tocar, mirar, escuchar y aportar. Aunque admiradora de las palabras, mujer de hechos.


 

¿Tienes alguna duda? Deja un comentario. ¡Siempre respondemos en menos de 24 horas!

  • Pingback: Tengo 52 años y me vine a Londres con 49 sin saber nada de Inglés()

  • Diana Vilar

    Gracias por publicar la historia de Maria Isabel, es un fundamental reconocer a las personas “invisibles” y con tanto valor en su interior.

  • Pedro

    Es mi mismo caso. Yo llegue hace 2 años y medio a Inglaterra y aqui sigo luchando cada día, y muy contento de vivir en un país como este. Saludos desde Bournemouth.

  • Angel Maciá

    Tengo 50 años. Seis en Asia. Muy bien Maria Isabel!! Animo !! Demasiada dictadura del masterizado y mucho quejarse por parte de gente con menos de 30 años y muchas mas formación. Lo dicho, ánimo !!

Al usar el servicio de comentarios aceptas los términos y condiciones