Post actualizado en junio 2017

Aprender Inglés Rápido: Las Mejores Técnicas y Consejos

como aprender inglés más rápido

¿Como aprender inglés más rápido?

Pasado el Siglo XX y con la invención de la computadora, la inminente globalización de las sociedades dejó de ser una historia de ciencia ficción y avanza rápidamente consumiendo a quienes no están listos para ella.

Es lógico pensar que el idioma de las economías más influyentes sea el predilecto para la tarea de la globalización y efectivamente estamos hablando del idioma inglés. El inglés ha demostrado ser una herramienta necesaria para la subsistencia en el mundo globalizado.

Este idioma facilita muchos procesos de comunicación que en otros tiempos eran tal vez inimaginables. Desde el intercambio comercial, las relaciones diplomáticas entre países, incluso muchos de los materiales disponibles para estudio; este idioma es uno de los más utilizados en la actualidad.

Tenemos que dejar claro que quienes piensan que se puede aprender inglés en un tiempo muy reducido, no pueden estar más que equivocados. Todo artículo, libro, programa, etc. que proclame aprendizaje del inglés de forma fluida en tres meses o menos es un completo engaño.

Aprender un idioma más rápido es mucho más que simplemente memorizar la traducción de las palabras a nuestro idioma, esto conlleva un entendimiento total de la estructura del lenguaje. El idioma, en este caso el inglés, siempre está arraigado a la cultura de la cual proviene, por lo tanto no esperemos ser capaces de aprender inglés sin haber adoptado ciertos criterios y pensamientos de la nueva cultura en cuestión.

Mejores Libros para Aprender Inglés Por Tu Cuenta

Trucos para aprender inglés más rápido

A pesar de las falsas pretensiones sobre el descubrimiento de un método 100% efectivo para aprender inglés fluido en tres meses, sí hay algo que podemos hacer para mejorar la calidad de nuestro aprendizaje, optimizar y apresurar el proceso siguiendo estos prácticos consejos:

Planear una estrategia

Aprender inglés rápido es un objetivo que no se puede tomar a la ligera, por lo tanto necesitas planear tu estrategia de aprendizaje. No importa qué tan afortunado seas, cuando hablamos de aprender inglés no ocurrirá ningún milagro que te permita manejar una conversación fluida de la noche a la mañana. El camino del aprendizaje requiere de estrategia y preparación.

Un buen consejo para empezar es que hagas un espacio en tu agenda para calendarizar tus metas; es bueno preparar un control de todo lo que esperas aprender en un determinado periodo de tiempo. Aunque no cumplas con todos los objetivos, el tener claro tu propósito en cada etapa te permite avanzar de forma constante.

Con tus objetivos propuestos podrás encontrar las opciones que te ayuden a cumplirlos en el menor tiempo posible, pero siempre fijando lapsos realistas para cada etapa.

Introducirte en el aprendizaje independiente o escoger un plan de estudios

Estudiar por tu cuenta puede tener sus ventajas, ya que no tendrás que seguir modelos específicos de libros y podrás enfocarte directamente en lo que te interesa aprender primero. En este caso deberás ser constante, buscar material adecuado, de preferencia aquel que te muestre a emplear correctamente la gramática a la vez que practicas pronunciación.

Por otro lado si decides elegir un plan de estudios por medio de un centro educativo debes tener en cuenta que tendrás que seguir programaciones específicas, pero tendrás la oportunidad de interactuar con compañeros en tu misma etapa de aprendizaje; las opciones que tienes disponibles las detallaremos más adelante.

Los primeros pasos en la gramática

Cuando inicies con tu proceso de aprendizaje rápido recuerda que cada aspecto del idioma es de suma importante y la gramática tal vez sea el más esencial. Con eso no se quiere decir que debes aprender las reglas como si fueses un lingüista, pero sí entender como se estructuran los principales tiempos verbales (pasado, presente y futuro en todas sus variaciones).

Independientemente del método que elijas para aprender inglés, es una buena idea que procures aprender al menos 10 palabras nuevas cada semana (aprender, no memorizar), al cabo de un tiempo tu vocabulario será realmente amplio.

Ortografía y pronunciación

La ortografía y pronunciación son dos aspectos del aprendizaje que a veces se toma a la ligera, pero que son importantes para poder comunicarte como si fueses un nativo, si pones el empeño adecuado en este punto tu capacidad lingüística en el inglés crecerá de manera significativa. Muchos diccionarios y traductores nos ofrecen una herramienta que puede ayudar a verificar la pronunciación, con la ventaja de que dicha pronunciación es de acento neutro.

Hablar correctamente también te dará la confianza necesaria para cuando llegue el momento de conversar con un nativo, te sorprenderá ver sus expresiones cuando descubren que un extranjero es capaz de escribir y pronunciar correctamente.

Lectura obligatoria

Si eres de las personas a las que poco les gusta leer esta opción te será algo tediosa, pero igual o más efectiva que las demás. La concentración que tu cerebro pone en la lectura de cualquier libro por sí sola es beneficiosa en el fortalecimiento mental; la lectura es una gran aliada para aprender a estructurar y armar oraciones de distintas maneras, y también para aprender palabras nuevas.

La recomendación en este punto es la lectura mínima de un libro que esté adaptado a tu nivel de interpretación, no necesariamente debe ser un libro grande, con al menos 80 páginas aprenderás mucho más de lo que imaginas, pero los mejores efectos serán obtenidos sí y solo sí se lee con atención y con la ayuda de tu diccionario busques todo lo que no entiendas.

Mucho cuidado con leer literatura no apta para tu nivel, el empleo de un lenguaje poético y demasiado formal puede acabar con tus ánimos de aprender al tener que hacer un esfuerzo mayor para interpretar lo que el autor está diciendo.

Sumergirse en el idioma

Cualquiera que aprendió inglés rápido  y que desee darte un consejo, no encontrará mejores palabras para referirte que “ver shows, películas, series, programas, etc. en inglés”; y tienen razón, ver programas y escuchar conversaciones en inglés es una opción que desarrollará tu aprendizaje a nuevos niveles.

De esta forma tendrás una interacción en tiempo real con el idioma, en algunos casos puedes ver el tipo de comportamiento y lenguaje empleado en situaciones cotidianas, es toda una paleta de beneficios los que adquieres al tomar la iniciativa de cambiar un poco tu vida y expandir tus horizontes a los show de habla inglesa.

Lo mejor de esto es que te da las herramientas y nivel de inglés de cualquier persona nativa de cultura inglesa, mientras disfrutas de tus películas e historias favoritas.

Opciones para aprender inglés rápido

Existen solamente dos opciones para aprender inglés, aunque estas engloban a su vez varias alternativas. A continuación te explicaciones cuáles son tus opciones principales, sus ventajas y desventajas.

a) Estudiar en el extranjero

Aunque pueda parecer una opción drástica, también puede ser la más efectiva si tienes la determinación suficiente. Aún en países extranjeros podrás encontrar academias de inglés con planes adecuados a tu nivel y lo mejor de todo es que te verás obligado a relacionarte con nativos y poner en práctica lo que has aprendido.

La desventaja que podría tener este punto es que necesitarás estar preparado económicamente para la mudanza y el hecho de irte no garantiza que aprenderás inglés a menos que te esfuerces por lograrlo. Además de esto, sería conveniente que lleves una buena base del idioma que te evite pasar malos ratos durante el proceso.

b) Quedarte en casa

Esta opción te llevará más tiempo pero te ahorrará significativamente el impacto a tu presupuesto. Puedes elegir entrar a un centro de estudios, estudiar por cuenta propia o una mezcla de ambas. Buscar aplicaciones y material adicional para complementar tu plan de estudios en el centro educativo te ayudará a aprender en un menor tiempo.

Recuerda: Aprender inglés rápido require más esfuerzo

No importa los trucos que busques, la academia a la que te inscribas o si te vas al extranjero, si no te esfuerzas y practicas la inversión de tu tiempo y dinero será en vano. Para concluir solamente recordemos que:

1. Nunca se termina de aprender un idioma, aún en tu idioma nativo hay palabras y expresiones que no conoces. Toma en cuenta que ni se puede aprender todo, ni se puede olvidar todo. Cuando olvides algo, no te frustres ni hagas rabietas contigo mismo, solo vuelve y revisa tus bibliografías o apuntes y estarás de vuelta en el juego.

2. El inglés es una herramienta práctica; está demostrado que aumenta la actividad neurológica en nuestro cerebro y abre la mente de quienes lo dominan.

3. Además de ser beneficioso para nuestro cerebro, hay que ser honestos y admitir que ya no es una opción aprender inglés, es una necesidad.

4. A pesar de todo el inglés es una inversión que vale la pena y cualquier esfuerzo implicado está justificado.

5. La parte más emocionante, y es muestra de que tu cerebro está reteniendo el conocimiento, es cuando eventualmente te sumerges tanto en el aprendizaje, que de pronto te encuentras a ti mismo pensando en inglés. Puede ser raro al principio, pero es una parte del proceso (una muy buena a decir verdad).

6. Por último y lo más importante es que recordemos que nadie fue traído al mundo con un conocimiento pleno de las cosas, aprender inglés requiere tiempo, esfuerzo y energías, pero con práctica, deseos de aprender y dedicación; cuando menos lo esperes estarás disfrutando de ver películas y sostener conversaciones en inglés.

Mejores Libros para Aprender Inglés Por Tu Cuenta

¿Tienes alguna duda? Deja un comentario. ¡Siempre respondemos en menos de 24 horas!

Al usar el servicio de comentarios aceptas los términos y condiciones