Planazo para Ver Liverpool en 1 Día

ver hacer liverpool

Si John Lenon es capaz de erizarte los pelos de pies a cabeza, si has cantado con auténtica desesperación el Help! en la ducha de casa o incluso si eres de los que piensan que Ringo Star fue la auténtica estrella aunque pocos supieran verlo, entonces Liverpool tiene que ser tu próximo destino.

 

Como llegar a Liverpool

A tan sólo 2h en tren desde Londres –cuatro si vas en coche- y a menos de una hora de Manchester, esta famosa ciudad victoriana, que fue el hogar de una de las bandas más famosas de todos los tiempos, puede disfrutarse perfectamente en 24 horas. Como es lógico, todo absolutamente todo no puede verse. Más aún si se trata de los Beatles, pues no hay rincón de la ciudad que no dedique un museo, un pub o un espectáculo a ellos. Pero siendo selectivos y con buena disposición a quemar la suela de los zapatos, un día es suficiente para disfrutar de todo lo importante.

Al no ser una ciudad muy grande, gran parte del recorrido se puede hacer a pie. Además toda la zona centro es peatonal por lo que encima se tratará de un recorrido bastante agradable. Pese a contar con metro, taxi e incluso posibilidad de alquilar un coche, cualquier distancia un poco más larga que se quiera recorrer es mejor hacerlo en autobús, los billetes no llegan a 2 libras por viaje y hay dos líneas principales que recorren los puntos más importantes de la ciudad.

Ver Liverpool en 1 día: Comenzamos!

La mejor forma de empezar el itinerario es partir desde el impresionante y restaurado complejo de Albert Dock. Ubicado en los antiguos muelles de Liverpool, ahora es una zona estupenda por la que pasear que, entre otras cosas, aloja la famosa Galería de Arte Tate Liverpool, se puede acceder de forma gratuita y es una visita esencial para los amantes del arte. Aquí se encuentra también The Beatles Story, un espectacular museo que hará las delicias de los más fanáticos de la banda. Abre a las 10.00 a.m. y la entrada cuesta unas 13 libras e incluye una audio-guía para hacer la visita. El recorrido dura unas 2h, puesto que muestra toda la historia del cuarteto desde sus inicios hasta su último concierto y cómo se rompió el grupo de forma definitiva.

Si eres un súper fan de la banda, puedes comprar en la oficina de turismo las entradas para el Magical Mistery Tour, que te llevará, en un autobús, a recorrer todos los puntos clave de la ciudad en materia de Beatles. Los tickets cuestan alrededor de las 17 libras por persona y el recorrido dura unas 2h o un poco más dependiendo del tráfico. Eso sí, lo veréis todo, bares, casas, locales…desde Strawberry Fields a Penny Lane. Absolutamente todo. Si tenéis la mala suerte de que el bus esté completo o no haya más tickets disponibles, siempre se puede contratar un Taxi especializado que, por el mismo precio, te hace el tour explicándote toda la historia de la banda. Otra cosa no, pero formas de hacer un recorrido por la vida de los Beatles en Liverpool, las hay a montones.

¡Ojo! Este es un recorrido que debes hacer si eres muy fan o si has ido a Liverpool exclusivamente por eso. Si quieres patearte la ciudad y conocerla a tu ritmo, no es recomendable puesto que el tour puede durar cerca de 3 horas (dependiendo del tráfico) y a lo tonto se pierde medio día.

Desde Albert Dock, hay otra visita opcional que, dependiendo del tiempo y las ganas, se puede hacer perfectamente. El Anfield Stadium. Apto tanto para futboleros como para los que no lo son tanto, es uno de los puntos más turísticos de la ciudad y su visita cuesta alrededor de 19 libras. En ella podréis ver el estadio, los vestuarios, las salas de prensa…etc. Es –al igual que con el tour de los Beatles- una opción dependiendo de aquello a lo que le deis más prioridad. Llegar es muy sencillo, se puede coger un autobús desde Albert Dock –tanto el 16 como el 27 llegan- y por 1,80 libras el viaje, lleva al estadio y devuelve al mismo punto.

Dejando a un lado estas dos opciones para los apasionados tanto de fútbol como de la música, es momento de subir por Liver St y girar a la derecha por Park Ln, luego a la izquierda por Nelson St y ¡voilà!, habéis llegado a ChinaTown. Este barrio chino es uno de los más antiguos de Europa y merece la pena acercarse por el enorme arco de entrada que tiene. Fue traído directamente desde Shangai y es realmente espectacular.

Es hora de parar a comer y, por raro que suene, la mejor recomendación es Alma de Cuba. Este restaurante es, sin duda, el más famoso de todo Liverpool y se encuentra ubicado en una antigua iglesia. No es fácil de encontrar puesto que está algo escondido, pero desde ChinaTown apenas hay cinco minutos a pie. Desde Nelson St se continúa recto, se gira la primera a la izquierda que es Seel St y avanzando por esa calle a la izquierda lo veréis. Es cierto que ir a comer platos típicos latinoamericanos en Liverpool no es lo más lógico, pero, sin duda, no hay opción mejor.

Después de comer, es hora de ver las catedrales.

Desde ahí a la Catedral Anglicana hay menos de 10 minutos a pie. Una catedral que no tiene nada que ver con las catedrales europeas a las que uno puede estar acostumbrado. ¿Que cómo puede ser eso? Pues veréis, dentro tiene desde un restaurante hasta diversas pantallas repartidas por su interio,r así como un letrero de neón que dice “I felt you, and I know you loved me”. Vamos, que no hay que perdérsela. Además se puede subir a lo alto de la torre y admirar las espectaculares vistas que ésta nos ofrece de la ciudad. Eso sí, cierra a las 16.00h por lo que es mejor ir por la mañana.

A pocos metros, avanzando todo recto por la Hope St se encuentra otra catedral que hay que ver por la espectacularidad de su construcción. A medio camino entre ambas se puede admirar también la Catedral Derruida, sólo se puede ver desde fuera puesto que durante la Segunda Guerra Mundial sufrió muchos daños. Al finalizar la calle se llega a la Catedral Metropolitana, todo un icono de la arquitectura moderna y cuyo interior es todavía más sorprendente.

Para ir cerrando la tarde, es hora de volver al centro. Desde la zona de las catedrales, el autobús 82 lleva de vuelta al centro de la ciudad. Dando un tranquilo paseo por ahí, casi sin buscarlo, descubriréis pubs y localizaciones que recorren nuevamente la historia de los Beatles y todas aquellas barras en las que bebieron durante la década de los 60.

El objetivo es llegar a la zona del Cavern. Ahí está The Cavern Club, el mítico local donde los Beatles llegaron a tocar hasta 292 veces y donde es imprescindible tomarse una pinta al ritmo de buena música en directo. Los ingleses cenan pronto, así que lo mejor es que escojáis uno de los muchos bares que hay por esa misma zona para tomar algo previamente, ya que, si os despistáis, lo único que puede quedar abierto es un Burguer King.

 

Tour para Ver Liverpool en 1 Día:


En resumen, una visita que no os podéis perder siendo fans o no de la banda, hablando bien o mal el inglés y siendo, o no, amantes de las catedrales. Porque Liverpool merece la pena. Y qué narices, los Beatles también.

¡Ah, y una cosa más! Tanto si os ha gustado el artículo como si queréis aportar alguna localización que nos hemos dejado por el camino… No olvidéis comentarlo. Cuantas más experiencias acumulemos, mejor podremos conocer los distintos destinos.