Qué ver y hacer en Leeds en un día

ver hacer leeds

Prepárate. Haz gimnasia, pon a punto tus piernas y abre tu mente. Cómprate un collarín porque el cuello te va a doler de tanto mirar cosas y de no saber adónde dirigir tu mirada. Nos vamos a Leeds.

Un día seguramente se quede corto para visitar esta ciudad tan monumental, que solo está por detrás de Londres en cuanto a arquitectura. No en vano allí está el Henry Moore Institute, una institución donde se hace un repaso a la historia de la arquitectura desde la Antigüedad a la actualidad, por ejemplo. Ya hablaremos de él.

Leeds está al norte, entre Manchester y York. Desde Londres se llega fácil. Como siempre, recomendamos el tren: solo tarda dos horas y media (algo menos de hecho) desde King’s Cross. También puedes ir en avión, Leeds tiene su propio aeropuerto, pero es mucho más caro.

Ver Leeds en 1 día: Comenzamos

Bueno, vamos a arrancar desde la estación de tren (Leeds Station). Seguramente nos dejemos muchas cosas por ver, pero vamos a intentar abarcar buena parte de lo más interesante en esta ruta. Como viene siendo habitual, la haremos principalmente a pie. No dudéis en callejear y perderos, es como mejor se conoce cualquier ciudad.

En primer lugar vamos al sur. Salimos de la estación por abajo, por Neville St, y vamos hasta Globe Rd para ver el primer monumento del día: Tower Work Offices & Studios. Este edificio con tres torres era una fábrica basada en el estilo italiano.

Cada torre de hecho está inspirada en alguna vista en ese país. La más grande, en en Campanario de Giotto de Florencia. La pequeña, en la Torre Lamberti de Verona. La otra puede estar basada en cualquier torre de la Toscana.

Leeds fue una ciudad industrial importantísima, lo que durante un tiempo la convirtió en una ciudad hasta fea. Sin embargo, las remodelaciones del casco histórico y las rehabilitaciones bien hechas la han convertido en una joya al norte del Reino Unido.

Bajamos por Water Lane hacia Marshall St y en el cruce con Leodis Ct encontramos el siguiente punto de interés del día: Temple Works, una vieja fábrica de lino cuya arquitectura está basada en un templo egipcio.

Curiosamente, el techo de este edificio estaba cubierto de hierba y las ovejas podían pastar en él. Es sorprendente encontrarse edificios como este en mitad de un barrio industrial, pero la curiosidad bien merece la pena.

Salimos entonces por Leodis St en dirección St Francis, cogemos la Victorian Road y Great George St, o bien coges un bus (2, 3, 3A, 51 o 52) desde Meadow Rd y vamos al Royal Armouries Museum.

Este museo tiene una exposición permanente, sí, de armas medievales, armaduras, cascos y demás material bélico. Hay también exhibiciones de caza con halcón, torneos, exposiciones interactivas… en fin, es el segundo museo más importante de la ciudad, al fin y al cabo. Verdaderamente completo.

Cruzamos ya entonces el río Aire, nuevamente tenemos la opción de coger un bus en vez de andar porque tardaremos lo mismo en llegar a West Yorkshire Playhouse (unos 20 minutos), así que como queráis.

Este moderno e imponente edificio es un teatro, de los más reconocidos de toda Gran Bretaña. Es un buen sitio para relajarse un poco, paseando por la plaza adyacente y por Centenary Square.

Visitar Leeds en un día: Hora de la comida

Si queremos comer ya por aquí tenemos el Kendells Bistro, un buen restaurante donde tomar energías para continuar. No es mala idea, dado que ahora nos va a tocar un buen pateo por una zona en la que andar es, sin duda alguna, la mejor opción.

Con el estómago lleno cruzamos el City Centre Loop, una curiosa rotonda, y vamos por George St hasta el Leeds Kirkgate Market. Sí, ha llegado la hora de visitar la zona más comercial y con vida y ambiente de Leeds.

Este es el mercado cubierto más grande de Europa, y puede jactarse además de ser la cuna de una de las cadenas más conocidas del mundo, Marks & Spencer. El lugar es verdaderamente gigantesco, es prácticamente una manzana entera (y de las grandes) solo para él. No os perdáis mucho, sobre todo por el bien de vuestra cartera.

Pasamos de aquí a otro comercio donde se juntan tanto la parte comercial como la turística, por lo bonito de la construcción. El Victoria Quarter es un conjunto de galerías comerciales que está en un antiguo edificio de estilo victoriano de finales del siglo XIX.

Arquitectónicamente es una delicia, si además vas de compras pues ya puedes olvidarte de ver el resto de Leeds porque de aquí no sales. Y te perderás, un poquito más abajo ahí a dos minutos, otro increíble edificio (más bonito si cabe) de la ciudad: el Thornton’s Arcade.

Este edificio es más antiguo, pero igualmente está rehabilitado cuidadosamente y se ha convertido en otra zona comercial donde cualquier visitante (u oriundo) puede meterse a dar un paseo y fundir la tarjeta de crédito.

Pero sigamos, que nos perdemos y aún nos quedan un par de cosas interesantes por ver. Si subimos por Briggate y torcemos a la izquierda por The Headrow llegamos a otro gran centro comercial, el The Light, donde tomaremos un café aunque sea del Starbucks para continuar al broche final de la visita a Leeds.

Un poco más adelante, en la esquina de Headrow con la calle Cookridge, está el Henry Moore Institute del que antes hablábamos. Siempre habrá aquí alguna exposición o evento, así que haceros un favor y no os lo perdáis, sobre todo si os gusta la arquitectura o la escultura.

 

Pasar el día en Leeds: Últimos pasos

Cuando hayáis decidido que está bien, avanzad un poco por The Headrow (nada, diez metros) y llegaréis a la Leeds Art Gallery, el museo por excelencia de la ciudad. La colección permanente de pintura, escultura y dibujos de finales del siglo XIX y principios del XX es un must de esta ciudad.

En esta zona lo mejor es callejear todo lo posible, porque hay muchísimas cosas para ver y están todas juntas, como el Ayuntamiento de la ciudad, Park Square o la St. George House. De que termines o te canses, vuelve al Henry Moore Institute y coge Calverley St hasta la Millenium Square.

En esta plaza lo que hay, aparte de un ambientazo genial, es vida. Mercadillos, actuaciones en directo, músicos callejeros… no solo es bonita en cuanto a su arquitectura, es que es un foco de actividad constante donde podemos rematar el día de forma magistral.

Y muy cerca también está la catedral de Leeds, que se terminó de construir… en 1904, después de ser derruida a finales del siglo XIX. Es cuanto menos interesante ir a echar un vistazo, por su estilo mezcla viejo-nuevo.

Conste que este itinerario que acabamos de cerrar en Millennium Square, aparte de ser solo una recomendación, es perfectamente factible al revés, arrancando desde nuestro cierre.

Tour para Ver Leeds en 1 Día:


Leeds es una ciudad muy visitable, quedan muchas más cosas por ver pero simplemente no da tiempo al menos en este recorrido. Sentiros libres de comentar dónde más deberíamos ir y qué ver, y si os ha gustado este viaje dadle a ‘Me gusta’ en Facebook.

Summary
Review Date

¿ Te ha gustado ?