Cómo trabajar de abogado en el Reino unido

abogado portada

No podías haber escogido otra carrera con la que fuera más sencillo trabajar en el extranjero, ¿verdad? La abogacía es un campo duro si lo ejerces fuera de tus fronteras, pero si ser abogado es tu sueño te vamos a explicar bien cómo podrías hacerlo en el Reino Unido, que no es tan fácil como llegar y buscar.

Para empezar, porque las leyes son diferentes, como de seguro intuirás. Por lo que tendrás que aprenderte otras legislaciones, otras burocracias y otras formas de hacer las cosas. Que esto no te está pillando desprevenido si has llegado hasta aquí, pero por si acaso lo recalcamos.

El mayor problema al que vas a hacer frente en este caso es que lo que te enseñan en las escuelas de derecho británicas depende de la legislación local, ergo para cada parte del país tienes unas cosas u otras. Ahora lo veremos bien que dicho así parece un poco trabalenguas.

Diferencias entre España y Reino Unido

Vamos a empezar con lo básico, que son diferencias que de entrada te vas a encontrar si decides empezar tu nueva vida como experto en derecho en las islas: en qué se diferencian las carreras británica y española.

Para empezar, el sistema legal anglosajón –llamado Common Law– está elaborado por jueces, no por políticos, a base de resolver casos entre los particulares. ¿Eso de “como ocurrió en el juicio de X contra Y” que habrás visto en mil películas? Sí, justo eso.

Hablando con lenguaje técnico, es un “derecho no codificado de origen judisprudencial”.

En España, sin embargo, utilizamos lo que ellos llaman Civil Law: un derecho que proviene de la Antigua Roma y que aplica las normas que establece el poder legislativo, no el judicial. Por lo que los jueces tienen que atenerse a normativas y organismos políticos.

Será mejor o peor para unos u otros, pero esta diferencia es verdaderamente básica y es importante conocerla y asumirla si nos cruzamos el Canal de la Mancha.

Dos figuras fundamentales: barrister y solicitor

Cada uno se encarga de una parte del trabajo que corresponde a un licenciado en Derecho.

El barrister es el abogado al uso que todos conocemos, el que se encarga de representar a personas físicas y jurídicas y que litiga ante los tribunales. Es una tarea considerablemente compleja teniendo en cuenta que tienes que conocer no solo la legislación sino también los procedimientos y antecedentes, precisamente por el sistema de la Common Law.

Por otra parte está el solicitor, cuya función es más de asesoramiento extrajudicial: se ocupan de preparar documentación, obtener pruebas y, a veces, representar a sus clientes en los juzgados de primera instancia o en los tribunales superiores. Por lo habitual, la figura del solicitor en el Reino Unido se encarga de ayudar al barrister a prepararse de cara al tribunal.

abogado solicitor

 

Qué hay que estudiar para ser abogado en UK

Esto depende un poco de dónde prepares la carrera. No es lo mismo si la estudias en Inglaterra y Gales que si la haces en Escocia. Ni qué decir tiene que habiendo estudiado fuera es otro mundo aparte. Vamos uno por uno:

Habiendo estudiado en Inglaterra o Gales

Para poder trabajar como solicitor, que viene a ser el punto de partida básico, y poder inscribirte en la Solicitors Regulation Authority (algo así como el colegio de abogados británico) tienes que cumplir varios prerrequisitos:

  • Tener la licenciatura de Derecho
  • Estudiar el Legal Practice Course, el equivalente al Curso de Práctica Jurídica español
  • Hacer prácticas durante dos años, lo que se conoce como training contract. Siempre supervisado por un solicitor colegiado, claro.

Hay una segunda vía que se aplica a los que no han estudiado derecho pero quieren dedicarse a esto: antes de hacer el Legal Practice Course deben completar un curso de adaptación que se llama Common Professional Examination o Graduate Diploma in Law. Básicamente es sacarse un posgrado en derecho para poder acceder a los exámenes del LPC y las posteriores prácticas.

Este posgrado se suele cursar por la vía privada, aunque de un tiempo a esta parte también hay algunas que por lo público lo ofrecen como por ejemplo Cardiff, Sheffield o la nueva Oxford Brookes (sí, forma parte de la de Oxford).

Estudiando en Escocia

El proceso es prácticamente igual, solo que lo que hay que conocer es la legislación escocesa dado que las competencias en muchos casos son propias y no tienen nada que ver con sus vecinos.

Para ser abogado en Escocia hay que cumplir estos tres requisitos:

  • Tener la licenciatura en Derecho de alguna universidad escocesa
  • Obtener el Diploma in Professional Legal Practice
  • Un período de prácticas en oficina

 

Habiendo estudiado en España u otro país de la Unión Europea

Para estos casos tenemos el Qualified Lawyers Transfer Scheme, abreviado QLTS. Gracias a esto podemos convalidar nuestro título de licenciado en Derecho para trabajar en el Reino Unido. Pero no todo es así de fácil, obviamente. Hace falta cierto trabajo y preparación.

  • Hay que conseguir el certificate of elegibility, emitido por la SRA, adjuntando toda la información necesaria que acredite que eres abogado en tu país de origen Y de que tienes el nivel necesario. Este certificado dura solo cinco años.
  • Tienes que aprobar dos exámenes:
    • Multiple Choice Test, que es un examen de 180 preguntas tipo test sobre la Common Law y sus asignaturas teóricas.
    • Objective Structured Clinical Examination, el hueso a roer. Es la parte práctica del examen. Redacción de textos en inglés, defender un caso, buscar jurisprudencia… mucha, MUCHA preparación.
  • Si pasas los cortes, solo te quedará colegiarte en el SRA.

Para obtener el QLTS tienes que contactar con Kaplan QLTS, que hoy por hoy es el único proveedor autorizado de este título de convalidación.

Otras opciones para ser abogado en UK

Si todo esto se te hace cuesta arriba o no contemplas ya tanta preparación previa antes de entrar a trabajar, tienes otras opciones que a lo mejor llaman tu atención:

  • Trabajar en despachos y bufetes que ejerzan la legislación española, como por ejemplo los que tienen clientes británicos que tienen intereses en España o que viven aquí.
  • Trabajar en el departamento legal de un banco: tanto esto como trabajar en los departamentos llamados “compliance” es una salida con mucha demanda. Hay que estar muy pendiente a los cambios en la legislación, es el único “pero”.
  • Encontrar algo como paralegal assistant: es normal encontrar en portales de trabajo (mejor si son especializados) este tipo de trabajos, para los que en ocasiones no es ni necesario tener el título. Con un poco de suerte y un mucho de conocimiento puedes entrar a trabajar en comercio o economía como asesor legal. Busca lo que te puede diferenciar del resto, como por ejemplo tu lengua nativa, y lo tendrás más sencillo.

 

No es cosa baladí lo de trabajar de abogado en el Reino Unido, como podéis ver se lo toman bastante en serio y no es fácil. Sin embargo, os animamos a intentarlo. Y si queréis aportar más información perfectamente podéis hacerlo en los comentarios, que también aprendamos nosotros.