El Instituto Vicente Cañada Blanch de Londres

La media de edad de los emigrantes que salen hacia el Reino Unido está entre los 25 y los 40 años. No es de extrañar pues que a veces sean familias enteras las que se mudan para mejorar su situación, y entonces es cuando surge una de las preguntas más apremiantes: ¿a qué colegio irán los nenes? Si no quieres que se desvinculen del todo de la educación española, entonces tendrán que ir al Vicente Cañada Blanch.

 

¿Qué es el Instituto Vicente Cañada Blanch?

Pues si estamos recomendando que traigas a tus hijos aquí si no quieres que se desvinculen de España en general es porque es justamente eso: un colegio-instituto español ubicado en pleno centro de Londres.

Esta institución es un centro integrado en la red que posee el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte español, y también está adscrito a la Consejería de Educación del Reino Unido. Podemos decir que tiene lo mejor de ambas partes.

 

Dónde se ubica y cómo llegar al Vicente Cañada Blanch

Este centro está en Portobello Road, concretamente en el número 317. Esto es en el distrito de North Kensington, al lado de Chelsea, Westminster y Fulham.

Para llegar hasta él hay varias opciones. Aparte del coche, tanto si es particular como si es en taxi, podemos depender del transporte público porque mal comunicado no está.

Si nuestra opción es el metro, a poca distancia tenemos la parada de Ladbroke Grove, por la que circulan las líneas Circle (amarilla) y Hammersmith & City (magenta). Apenas son seis minutos andando. También deja cerca Westbourne Park (10 minutos).

Los buses de Londres también dejan cerca. Concretamente, las líneas 23, 52, 70, 228, 295 y 452 dejan a tres minutos andando desde la calle Ladbroke Grove (no confundir con la estación homónima) o bien a otros tres desde Chesterton Road, un poco más al sur.

Un poco más lejos (a unos 10 minutos andando) dejan las líneas 7 y 316, concretamente en St. Marks Road. Son solo más opciones a tener en cuenta. Aunque la 7 también para en Ladbroke Grove –parada de Cambridge Gardens–, lo que quita tres minutos de viaje a pie. Cada cual que escoja lo que más le interese.

En este mapa os marcamos la ubicación exacta del centro y de las diferentes paradas demetro y bus cercanas para que podáis escoger la que más os interese llegado el caso:

 

¿Cuánto cuesta la matrícula en el Vicente Cañada Blanch?

Estudiar en este centro no es precisamente lo más barato del mundo. Para este curso 2015-2016 la matrícula ha sido de nada menos que £3.125 para los alumnos de infantil y primaria y de £3.875 para los de secundaria y bachillerato.

Al cambio vienen a ser 3.994 y 4.878 euros respectivamente. No es cosa baladí. El pago se hace en dos plazos, uno en julio y otro ya empezado el curso, en enero.

 

Requisitos para entrar en el instituto

No todo es matricular a los hijos, hay una serie de requisitos que puntúan y conforman un baremo para determinar quién entra y quién queda en lista de espera.

En concreto, estos requisitos son cuatro que se valoran hasta un máximo de 10 puntos:

  1. Adecuación de los niveles de conocimiento a las características de lo que se imparte en el centro: hasta 4 puntos
  2. Vinculación de los aspirantes a la lengua y la cultura española: hasta 3 puntos
  3. Hermanos matriculados en el mismo centro para el mismo curso en el que se solicita la plaza: hasta 2 puntos
  4. Otros criterios que fije la Consejería de Educación de Londres: hasta 1 punto

Por lo tanto, cuanto más nos acerquemos a los requisitos, más fácil será que nuestros retoños consigan una plaza en el centro.

Pero no todo son españoles en el Vicente Cañada Blanch. De hecho, un 10% de los matriculados son británicos. Una cifra que desciende a medida que avanzan los cursos, eso sí, porque los padres ingleses prefieren que sus hijos obtengan el graduado británico (el que se consigue aquí es el bachillerato español, no olvidemos).

No obstante, se está trabajando y negociando con la Consejería y el Gobierno británico para que el Cañada Blanch pueda ofrecer la doble titulación y conseguir que desaparezca este problema que echa para atrás a la población local.

Por supuesto, aunque las clases se imparten en español, el inglés es fundamental y se enseña con la misma intensidad. Sería un centro bilingüe, como le llamamos en España. Como lengua extranjera los alumnos estudian francés, mientras que, curiosamente y por porcentaje histórico de procedencia, la cuarta lengua es el gallego.

Ahora también hay una parte importante de latinoamericanos, lo que aporta una variante multicultural que antes no tenía.

La única lástima es que solo el 20% de los alumnos que empiezan desde los cinco años acaban el bachillerato en el centro. Principalmente lo dejan al terminar 4º de la ESO para conseguir la titulación británica.

Por otra parte, el 70% de los alumnos que termina la educación en el instituto se matricula después en una universidad española. Esto no quiere decir que no estén preparados para las universidades de prestigio británicas. Entre los exalummnos de Oxford y Cambridge sin ir más lejos se cuentan varios estudiantes del centro.

 

Historia del Vicente Cañada Blanch

Este instituto nació en el año 1977 y se creó en primer lugar en el barrio de Greenwich. Fue idea de don Vicente Cañada Blanch, un comerciante de frutas y verduras en el Reino Unido que venía de Burriana, Castellón.

Lo que motivó a este hombre a crear el instituto es ver que entre los emigrantes españoles afincados en la capital británica era bastante común que sus hijos se criaran casi sin hablar español. Por lo tanto, se propuso cambiar eso.

En 1971 consiguió el dar el primer paso: obtuvo los fondos suficientes para financiar el Instituto Español de Emigración del Ministerio de trabajo. Poco después reuniría £120.000 para comprar el edificio que se convertiría en la primera sede de su sueño.

El edificio anterior estaba, como decíamos, en el barrio de Greenwich. Esta ubicación no era precisamente ideal por lo mal comunicado que estaba, así que solo cinco años después se trasladó a su situación actual. En el curso actual el instituto cuenta con aproximadamente 600 alumnos matriculados.

En resumen, el Vicente Cañada Blanch es la mejor opción para que tus hijos mantengan su nivel de español mientras aprenden otras dos lenguas más y lo hagan en un entorno abierto, multicultural y con enseñanza de calidad. Si hasta los pequeños tienen asegurado su futuro, ¿por qué no dar el salto ya?

  • Luis Andres Bolaños Yapo

    Hola. En folleto informativo pone que la educación es gratis si tienes la nacionalidad española