Cómo hacer amigos en una nueva ciudad

hacer amigos nueva ciudad

Es un hecho: a casi nadie le gusta estar solo. En algún momento dado cualquier de nosotros necesita de la compañía de alguien para hablar, compartir experiencias o cualquier otra situación social. Es lo que es el ser humano.

Por eso, una de las principales preocupaciones que alguien puede tener cuando se va a vivir al extranjero es justamente esto, el saber si podrán lidiar con la soledad y cómo podrán vencerla. A ver si con unos consejos podemos ayudaros.

1. Sé tú mismo

Parece una cosa muy estúpida, pero hay gente que cuando se encuentra con otras personas a las que no conoce de nada intentan adaptarse a ellas cambiando de forma de ser, haciendo cosas que de normal no haría, etc.

Es a lo que lleva cierta ansiedad social, las ganas de hacer amigos donde sea. Es un error, porque no se puede llevar una máscara por siempre y al final o bien ellos o bien tú os separaréis, porque no vais a estar a gusto.

Por eso, no intentes cambiar para adaptarte. Sé como eres, con tus pros y tus contras. Los que se queden contigo será porque verdaderamente les interesas y no porque les guste lo que les has querido mostrar.

2. Sal de casa

Es la peor forma de aislarte: quedarte en casa es la antítesis social si quieres conocer gente nueva. Muévete, pasea, ve a bares, pubs… es cuestión de moverse y no dejar que la apatía te controle.

En la universidad, en el trabajo o donde sea, si aparece la oportunidad de ir a tomar una cerveza con gente con la que guardes cierta relación, no la pierdas y ve. O ve a las cafeterías y entabla conversación con alguien que veas que puede ser afín a ti, en tus manos está.

3. Únete a algún club o equipo

Si te gustan este tipo de cosas, es una muy buena opción. Los clubes de cualquier tipo ayudan a crear vínculos con los miembros del club, y lo mismo ocurre con los equipos de deporte.

Busca entre todas las opciones que tengas de cosas que te gusten: cine, literatura, colecciones… en fin, cualquier cosa que te guste seguro que tiene un club de aficionados como tú a los que podrás unirte.

Lo mismo con el deporte. Busca un equipo o algún sitio donde practiquen ese deporte y apúntate, o intenta entrar por lo menos. De una forma u otra seguramente conozcas gente nueva y por lo menos esa afición en común ya os servirá de puente.

También puedes buscar voluntariados, son una herramienta perfecta para hacer algo bueno por la sociedad al mismo tiempo que conoces gente nueva. Una gran opción sin duda.

4. Toma la iniciativa

Cuesta, pero no dejes que los demás tomen siempre la iniciativa porque puedes quedarte aislado. Anímate y propón planes a la gente de tu entorno. En el trabajo, por ejemplo, pregunta a algún compañero si coméis juntos o tomáis algo a la salida.

Lo mismo para cuando ya tengas gente con la que salir, que es tan importante hacer amigos como preservarlos. Da feedback, da ideas y que te vean dispuesto a salir y que cuenten contigo cuando se haga algún otro plan.

 

5. Intercambios de idiomas

Son una iniciativa perfecta que cada vez se va dando más y más en las ciudades. Oriundos y turistas se unen en un bar a una hora concreta y practican idiomas, los que estén programados para ese día o semana.

Acércate a uno sin miedo, los hay en Londres y en casi todas las ciudades,la gente que va a estos sitios lo que quiere es justamente conocer gente nueva, además de mejorar el idioma que se hable en ese sitio o ayudar a los que no lo hablan a que lo practiquen.

En cualquier caso, esta iniciativa es de lo más positiva. Te sirve para hacer nuevos amigos y para mejorar tu inglés. Así que es prácticamente un must cuando sales de tu país.

6. La paciencia es la madre de la ciencia

No pienses que esto va a ser cosa de un día y ya. Forjar una amistad es algo que lleva tiempo, así que ve poco a poco. Si te das tu tiempo y no fuerzas las cosas no solo tendrás un amigo, sino que además lo conservarás durante mucho tiempo.

Ve poco a poco, pero sin parar. Queda con gente, pero no te vengas abajo si al principio no te avisan por su cuenta. Sé paciente, persevera y lo tendrás.

7. No juzgues ni prejuzgues

Estás en otro país, no conoces costumbres, modas ni estilos. Prejuzgar puede ser lo peor que puedas hacer. Dar por sentado que una persona es de una forma solo por cómo habla, cómo viste o cómo piensa te cerrará muchas puertas.

Ten en cuenta también que no toda la gente que conozcas y con la que establezcas cierta relación tienen que ser clones tuyos. Que no te importen ideologías políticas, gustos musicales ni estatus social, una buena persona lo es siempre.

8. Siempre nos quedará internet

Vale, está estigmatizado, pero siempre quedará internet para encontrar gente en redes sociales y demás que estén abiertos y dispuestos a salir y conocer gente nueva. Es cuestión de probar si todo lo demás falla.

Para lo que sí es poderoso internet es para encontrar bares, voluntariados, clubs y prácticamente casi toda la lista que hay hacia arriba, así que puedes usarlo para ambas cosas.