Big Ben, la postal de Londres por excelencia

Bienvenidos a LA torre. El reloj más famoso del mundo, una de las imágenes más reconocibles y ubicables del planeta. Un edificio que, no importa los años que pasen, se mantiene incólume ante las inclemencias del tiempo y la memoria. Bienvenidos al Big Ben.

No cabe la menor duda de que esta torre es la imagen más identificable de Londres, una de sus principales señas de identidad. El Big Ben se ha ganado por derecho propio ese título, no hay otro edificio más icónico en el Reino Unido.

Vamos a aclarar no obstante una cosa: sí, todos decimos Big Ben y vemos la torre en nuestra mente (a no ser que estés leyendo esto delante de ella, en cuyo caso además lo ves con los ojos), pero… estrictamente, el término “Big Ben” se refiere solo a la campana.

Pero nos estamos yendo de lo que nos interesa: dónde está, cómo llegar a él, cuánto cuesta verlo por dentro, en caso de que nos apetezca entrar, y a qué horas podemos hacerlo.

¿Dónde está el Big Ben?

La respuesta fácil y obvia sería “en Londres”, pero igual muere algún redactor por el chiste. El Big Ben, o Clock Tower –el que viene siendo su nombre oficial– es parte del Palacio de Westminster, más concretamente en las casas del Parlamento inglés.

Son 61 metros de altura y es una de las zonas más turísticas de Londres, así que de todas formas no vais a tener mucho problema en encontrarlo. Se ve de lejos. Y es visita obligada para todo turista a la capital británica.

¿Cómo se llega a la zona del Palacio de Westminster?

metro-westminster-big-benComo es ahí donde está el objeto de nuestro artículo y hay más cosas para ver, es un buen momento para mirar nuestro planning y ver qué más podemos cubrir en el momento. Al Big Ben se llega de varias formas: andando (está muy céntrico, no cansa), en taxi, bus o metro.

Si escogemos el transporte público para ir, bástenos coger las líneas de metro Circle, District o Jubilee que tienen paradas en Westminster. Así de fácil. Si preferimos ir en bus la cantidad de líneas que pasan no son pocas: 3, 8, 11, 12, 16, 24, 38, 52, 53, 73, 82, 87, 88, 148, 159, 211, 436 y 453, nada menos. No está precisamente mal comunicado.

Visitar el Big Ben por dentro

Desgraciadamente, esto no es posible a no ser que vivas en el Reino Unido de forma permanente. Si resulta que este es el caso, tendrás que hablar con el representante parlamentario de tu zona o con algún miembro de la Cámara de los Lores.

Aún así, es difícil. Es un sitio estrecho, por lo que no pueden entrar grupos grandes. Y se tarda en visitar, son 334 escalones todos para arriba que después hay que bajar, así que lleva su tiempo el viaje. Si puedes entrar, te recomendamos reservar la entrada con unos… seis meses de antelación (eso dicen en la web oficial). Y sé flexible con las fechas y horas, facilita el asunto.

Ahora mismo están aceptando reservas para junio de este año. Afortunadamente para todo residente en el Reino Unido, la visita es completamente gratuita. La entrada no está permitida a menores de 11 años.

Horarios de la visita al Big Ben

Excepto en las Bank Holidays (los días que no abren los bancos, puedes verlos en nuestro artículo acerca de los días festivos en el Reino Unido) y en Navidad, del 24 de diciembre al 2 de enero, siempre hay tres tours disponibles a las 9:00, 11:00 y 14:00.

Además, de mayo a septiembre se hace una visita más a las 16:00. En esta visita se puede subir a lo más alto, donde está la campana, para ver los mecanismos del reloj de cuatro caras más grande del mundo y para escuchar desde dentro las campanadas de la hora que toque.

Qué hacer si no vives en el Reino Unido

big-ben-nightYa que has ido a la zona del Big Ben, quédate por allí. No solo podrás hacerte la foto de rigor con la torre, sino que además podrás ver otras muchas cosas. Es pleno centro de Londres, venga, hay mil diferentes.

Por ejemplo, al lado tienes la noria más grande de Europa, el London Eye. Darse una vuelta es una bonita experiencia. También puedes visitar, si el horario lo permite, el castillo de Westminster. Solo recuerda que es una institución oficial, puede ser que vayas en un día en el que hay gente trabajando e igual no te dejan pasar. Mira bien los horarios.

Otra bonita vista de la Clock Tower la tendrás de noche. Los principales edificios de la ciudad están muy bien iluminados y le dan un aire distinto, más romántico. Y puedes aprovechar para darte OTRA vuelta en el London Eye, que también merece la pena.

 

Curiosidades del Big Ben

En primer lugar, como decíamos, el Big Ben no es la torre: es la campana de la torre. Ya se le conoce así de forma popular, pero el nombre oficial es Clock Tower (Torre del Reloj). No se sabe si el nombre de Big Ben viene de sir Benjamin Hall, quien supervisó la construcción de la torre, o como homenaje al boxeador Benjamin Caunt, apodado Big Ben.

De hecho, actualmente la torre se llama Elizabeth Tower, en honor a la reina Isabel II, pero para el resto del mundo sigue siendo el Big Ben.

big-ben-burning-of-parliament
El cuadro de William Turner ‘Burning of Parliament’

La construcción de la torre data del año 1859 (cuando se terminó). El palacio de Westminster, donde está incrustada, se incendió en 1834 y hubo que reconstruirlo casi entero. El pintor William Turner plasmó el incendio en el cuadro El incendio de la cámara de los lores.

El sonido de las campanadas de medianoche se retransmite en directo por la BBC desde 1923. La primera campanada es la que indica la hora (no como en otros relojes, que marcan los segundos anteriores y es la última la que señala el inicio de la hora).

Visitar el Big Ben es un must en el periplo londinense, aunque solo sea por fuera. Si queréis añadir algo más a lo dicho hacedlo en los comentarios, y no olvidéis darle a ‘Me gusta’ si os ha gustado o resultado útil el artículo.