Banksy en Londres

Ni qué decir tiene que el arte urbano ya es una expresión más del propio Arte con mayúsculas, casi a la altura en muchos casos de los grandes artistas de siempre. Un movimiento artístico más, como el impresionismo o el cubismo, con sus correspondientes referentes y figuras. Y no cabe duda alguna de que Banksy es el máximo representante de esta disciplina en las últimas décadas.

El misterioso y oscuro Banksy, un grafitero del que no se conocen ni su nombre real ni sus orígenes. Ni tan siquiera su cara. Lo único que nos deja ver es su arte y, a través de ella, su visión del mundo y todo por lo que protesta y lo que le gustaría cambiar.

Banksy ha marcado una época en su estilo. Su spray es rápido y preciso, sus obras destilan protesta social y conciencia a partes iguales. Él no pinta para nadie, solo para sí mismo. Su arte no se compra ni se vende: se encuentra uno con sus obras por las calles y las disfruta. Sin más.

Una de las pocas cosas que realmente sabemos de esta persona es que es de origen británico (dicen por ahí que nació en Bristol, pero no hay forma de corroborarlo). Por lo tanto, aunque sus graffitis han recorrido todo el mundo, Inglaterra es su principal lienzo.

Londres es una de las ciudades donde Banksy se ha mostrado más activo. Por eso, si te gustan sus creaciones, te vamos a proponer un tour para que no te pierdas ninguno de sus murales urbanos.

NOTA: Por desgracia, muchos de los murales de este genio han desaparecido. De cualquier manera os colocaremos su ubicación original junto con un mapa con su localización: de algunos quedan rastros bien visibles, otros han desaparecido por completo.

 

Los Banksy que quedan

Actualmente tan solo quedan seis graffitis de Banksy que son completamente visibles, aunque sea desde alguna perspectiva extraña o haya partes que no estén del todo bien. Es el gran problema al que se enfrenta el arte callejero: no a todo el mundo le gusta y suelen ser víctimas de borrados o repintados.

Haremos un repaso de oeste a este de Londres con los que podemos ver, porque curiosamente están todos en esa franja casi recta.

  • Graffiti Painter: Ubicado en el cruce de Portobello Road con Cambridge Gardens, este mural representa a un pintor que parece estar pintando un graffiti con pincel y paleta. Actualmente hay unos andamios delante que dificultan su visión, pero sigue ahí.
  • Falling shopper: En el 26 de Bruton Lane, entre Mayfair y el Soho, encontramos este dibujo de un comprador que aparenta estar cayendo de un edificio. Está a bastante altura, unos 4 o 5 metros: habrá que levantar la cabeza.
  • If graffiti changed anything: Una de sus obras más destinadas a la protesta, tan solo es un texto en rojo con una de sus ratas en el que se lee “If graffiti changed anything it would be illegal” (“si el graffiti cambiara algo sería ilegal”). Está en la esquina entre Cleveland y Clipstone Street, en el vecindario de Fitzrovia.
Izda.: Graffiti painter | Dcha.: Falling shopper | Abajo: If graffiti changed anything
Izda.: Graffiti painter | Dcha.: Falling shopper | Abajo: If graffiti changed anything
  • Guard dog & his master’s voice: En Cargo, Rivington Street, tenemos esta pieza de un policía sujetando la correa de un perro que parece poco agresivo y lo llama “perro guardián” en clara ironía. Está en perfectas condiciones.
  • Choose your weapon: En The Grange, al sureste de la ciudad, tenemos este graffiti que ha prevalecido también en buenas condiciones. No es complicado encontrarlo y parece estar enmarcado por la propia pared.
  • Phone tap: Si nos desplazamos hasta All Saints, en Chrisp Street descubriremos el último de los Banksy que se ve en condiciones. Es un mural muy simple, un chico que dice que han convertido su grifo en un teléfono.

 

Graffitis que no están

Banksy llegó a tener en toda la ciudad de Londres nada menos que 31 graffitis, de los que quedan solo estos seis de los que acabamos de hablar. ¿Qué ha pasado con los otros 25? Pues que o bien se ha derribado la pared en la que estaban o bien se ha repintado en blanco o negro.

¿Dónde estaban estas obras? Dispersas por toda la ciudad. Os detallamos, por si queréis pasaros a ver si veis algo.

Como no podía ser de otra forma, el barrio más pintarrajeado y alternativo de la capital tenía que ser donde más obras podríamos encontrar. Camden y su eclecticismo son el caldo de cultivo perfecto para artistas como él.

Cerca del mercado de Camden Town es donde se encontraban Aristoc-Rat (uno de los más famosos), Fisher Boy y I don’t believe in global warming, todas al lado del canal, la primera en Gloucester Avenue y las otras dos en Oval Road.

Del otro lado del mercado, en pleno corazón del barrio, estaban en Camden Street Tox bubble writer (en el cruce con Kenish Town Road) y Graffiti wallpaper hanging, también junto al canal pero del otro lado. Y cerca del Roundhouse podíamos ver el Chalk farm maid, otro bastante célebre.

tres banksy mas
Izda.: Tox bubble writer | Izda.: Chalk Farm maid | Abajo: Graffiti wallpaper hanging

Por la zona de Old Street, donde está el aún visible Guard dog & his master voice antes había otros tres más: Cherub with a bullet proof vest, una obra contra la situación de los niños soldado; Giant rat, una de las ratas que tanto gusta de dibujar el artista; y TV through window.

El primero estaba sobre unas tiendas, cerca de una planta generadora de energía en la rotonda de la misma estación de Old Street. Los otros dos estaban al lado uno del otro: en el espacio entre Old y Rivington Street.

Un poco más al oeste había como un Cinturón de Orión de murales, tres graffitis describiendo un arco entre Barbican, Farringdon y el cruce entre Rosbery Avenue y Pine y Easton Street.

Así teníamos Assorted Rats, Thug for life y Cash machine grab, tres obras icónicas del ignoto artista, prácticamente en fila para verlas. Las dos primeras llevan desaparecidas desde 2008, pero el último se intentó restaurar en 2009 y algo queda visible. Eso sí, dos gruesas líneas blancas prácticamente lo ocultan.

Entre el Soho y Hyde Park teníamos cuatro graffitis más. Ya hemos hablado de los dos que se pueden ver –Falling shopper e If graffiti changed anything–. Los otros dos son ya prácticamente inexistentes.

El primero, One nation under CCTV, estaba en el 15-16 de Newman Street, en pleno Soho. El segundo está en la otra punta, pegado a Hyde Park, y era también muy reconocible. Se llamaba What are you looking at, que era solo ese texto en una pared hacia la que apunta una cámara de seguridad aparentemente inútil ahí.

El resto de graffitis de Banksy en Londres estaban ya en puntos más dispersos de la capital. Hay dos que se mantienen más o menos visibles, aunque muy dañados. Uno de ellos es Yellow lines flower painter, en la esquina de Pollard Row y Pollard Street.

otros tres banksy
Izda.: Very little helps | Dcha.: Choose your weapon | Abajo: What are you looking at

El otro está muy cerca de la parada de Essex Road, concretamente al lado de una farmacia de la calle homónima, y se trata del llamado Very little helps: unos niños izando cual bandera una bolsa de la cadena de supermercados Tesco.

Para rematar, os dejamos este mapa que van actualizando según se descubre que algún mural se restaura o elimina definitivamente. Banksy da para mucho, y esto solo es en Londres. Su impacto en el mundo será mucho mayor.