Mapa, horarios y líneas de Autobús de Londres

bus en londres

Vamos a ir con calma, que no es fácil. El plano de autobuses de Londres abarca casi 700 líneas y consta de unas 19.500 paradas nada menos, así que moverse con este sistema no es algo precisamente sencillo a no ser que seas de allí.

Esto no es como el metro, que lo podemos organizar fácilmente en líneas y colores con los tres servicios más utilizados (el Tube, el DLR y el Overground). Aquí el caos es máximo para un profano, pero vamos a intentar organizarlo lo mejor posible.

Agrupemos en principio las líneas en tres grandes bloques:

  • De la 1 a la 599: Rutas normales y 24 horas
  • Líneas con prefijo N: Buses nocturnos
  • Otros prefijos: Rutas por dentro de un barrio

Bien, por partes. Las rutas normales operan entre las 6 de la mañana y la medianoche todos los días de la semana. Son la mayor parte del sistema de transporte de bus de Londres.

Luego están los que pasan durante las 24 horas, que se distinguen de los anteriores en que llevan una marca de 24H. De todas formas los reconocerás fácil más que nada porque son los que pasan después de las doce de la noche, además de los nocturnos.

Otra excepción son las líneas 9H y 15H, que son dos líneas que hacen el mismo recorrido que las líneas 9 y 15 normales pero los autobuses, en vez de ser los de línea normales (la mayoría de ellos son ecológicos de hecho, funcionan con hidrógeno) son dos Routemasters.

Los Routemasters, para los que no hayan leído nuestro artículo al respecto, son los clásicos autobuses rojos de dos plantas tan icónicos de la capital londinense. Estas dos líneas son las únicas que funcionan con estos buses, y solo hacen parte de la ruta de sus homólogas. Las 600 líneas pasan con una frecuencia de entre 6 y 8 minutos.

Luego están los autobuses nocturnos, que se diferencian de los otros en que llevan delante del número una letra N. Estos buses funcionan todos los días desde medianoche hasta las 5:30 de la madrugada, y pasan cada 20 minutos de domingo a jueves y cada diez de viernes a lunes, para cubrir bien el fin de semana.

Atención a este detalle: las rutas no son las mismas. ¿Qué queremos decir con esto? Que no nos confundamos: la línea N20 no hace el mismo recorrido que la 20, así que hay que estar bien pendiente de no equivocarnos. No vayas a coger una línea N cuando lo que necesitas es el mismo número pero de la 24 horas.

La mejor forma de conocer el recorrido que necesitamos es mirando en las mismas marquesinas de la ciudad. Ahí viene bien toda la información de las paradas por las que pasa cada bus y cada línea.

Por último, las líneas locales. Estas líneas lo que hacen es recorrer cada barrio sin salir de él, para poder moverte dentro del borough, como se les conoce.

Es sencillo reconocerlos, se identifican porque llevan delante la letra inicial del barrio por el que se mueven. Por ejemplo, para el barrio de Greenwich verás que llevan una G delante, lo mismo que para el de Camden llevarán una C.

Bien, ya tenemos un poco más claro cómo funciona esto. Entonces lo que nos queda es saber cómo hacer para escoger exactamente la línea que nos conviene, bien porque es donde vivimos o bien porque tenemos que ir a esa zona a visitar algo o a alguien.

La mala noticia es que no hay un mapa unificado con todas las líneas de la ciudad y todas sus paradas, seguramente porque tendría el tamaño de un folio A0. Lo que tendremos que hacer entonces es recurrir a alguna alternativa.

La más simple y sencilla es bajar a la calle y mirar la marquesina de la parada. En los mapas podrás ver por dónde para cada autobús y con eso y sabiendo adónde tienes que ir te será ya más fácil orientarte.

En las paradas puedes ver los spider maps, unos mapas donde están al menos las paradas del barrio en el que estás y las rutas de los buses que pasan por allí. E incluso con la información de las más cercanas.

Parecerá una perogrullada, pero es que Google Maps es también otra gran forma de conocer la ruta y trasbordos que tenemos que hacer. Con marcar el punto donde estás y al que quieres ir y señalar que quieres hacerlo en transporte público te indicará cuál es la mejor opción.

También puedes usar la página web oficial de Transport for London. Si pones ahí el barrio en el que estás y la zona en la que vives podrás ver el spider map de la zona. Y todas las rutas de los autobuses que pasan por la zona.

Es muy fácil de usar, tan solo tienes que acceder al mapa de autobús por zonas de la propia TFL y seguir las indicaciones que os hemos dejado. Y el resto depende de ti y de tu sentido de la orientación.

 

Por último, tienes la opción de descargarte en el móvil alguna app como Live London Bus Tracker, que es gratuita y te guía de forma perfecta por horarios y lo que le queda al siguiente en cada parada.

El precio del billete simple es de 1’50£ usando la Oyster Card, aunque luego puedes encontrar ofertas especiales dependiendo de la de veces que vayas a usarlo. Por ejemplo, hay un ticket de 4’40£ si lo vas a usar todo el día. Y si pagas 5£ te sirve también para el tranvía.

Por cierto, para terminar, que sepas que todos los autobuses de Londres (excepto los dos Routemaster antiguos de las líneas 9H y 15H) están adaptados para personas con movilidad reducida, por si se diera la necesidad.

Con esto creemos que más o menos ya podrás moverte algo mejor con los autobuses de Londres, que no es tan sencillo como parece. Si queréis aportar algo o contar alguna anécdota hacedlo en comentarios, y no olvidéis darle a ‘Me gusta’ si os ha parecido interesante.